martes, 22 de mayo de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CV)

Fecha estelar:-304612.4
_____________________________


Películas reseñadas:

- La espada del inmortal (2017)
- Steel Rain (Gang-cheol-bi, 2017)
- Suspect X (Yôgisha X no kenshin, 2008)



______________________________________________________________________________
La espada del inmortal (Mugen no jûnin, 2017)
Dir. Takashi Miike

Takashi Miike adapta el interesante manga de Hirokai Samura publicado entre 1993 y 2012 en treinta volúmenes. Un manga muy extenso para ser adaptado por completo en una sola película, que ya de por sí resulta excesivamente larga (140 minutos). Por tanto, se hace necesario cortar y adaptar. Miike toma lo esencial de la historia, presenta rápidamente el origen del carácter inmortal del protagonista, para pasar a una sucesión de enfrentamientos que es básicamente lo que se va a ver en la película.

Dejando a un lado el manga (mejor no comparar, mejor considerar la película como un producto independiente porque en caso contrario sería mucho peor de lo que es) la película de Miike tiene momentos y virtudes que pueden aportar más de lo que a simple vista parece, a saber, una sucesión de sangrientos enfrentamientos inverosímiles en su mayor parte. Así es el cine de Takashi Miike, sello de un director que en 27 años ha firmado 102 productos entre cine y TV (según IMDb). Bueno, parte del cine del prolífico director, porque lo cierto es que con tanta producción Miike ha tenido oportunidad de tocar multitud de géneros y mezcolanza de ellos. Es imposible seguir el ritmo de un director que, por otra parte, no es santo de mi devoción porque creo que rodar de dos a tres películas al año conlleva dedicar poco tiempo a cada producto, no entrar en detalles y fabricar un producto poco trabajado a nivel de historia, que queda simplificada al máximo y que será más o menos interesante por la potencia de la idea original en la que se basa. La película que más valoro de Miike fue el remake que hizo en el 2011 de Seppuku (Harakiri), la película de Masaki Kobayashi, precisamente una película con el guion prácticamente hecho.

Comentaba antes que la película que Miike ha realizado sobre las andanzas del samurái inmortal tiene momentos y virtudes. Ciertamente Miike rueda la acción con desparpajo y soltura, se corta muy poco y vemos sangre por todos lados. Pero la película se hace muy repetitiva y las peleas y enfrentamientos se alargan demasiado, encaminadas hacia lo inverosímil. Es el problema, que parece que Miike tiene poco que contar cuando en realidad no es así. El director está más interesado en las peleas y no desarrolla siquiera un poco a sus personajes, principalmente a Rin Asano, se limita a cortas conversaciones entre enfrentamiento y enfrentamiento. Pero es en esos cortos momentos cuando se atisba buen cine, en el tratamiento de la luz en la oscuridad de las casas, o cuando Manji deja su espalda para que Rin llore su pérdida. Son pocos, pero algunos momentos tiene.

5/10 - Pasable


________________________________________________________________________________
Steel Rain (Gang-cheol-bi, 2017)
Dir.: Yang Woo-seok

Segundo largometraje de Yang Woo-seok después de que en el 2013 debutara con The Attorney un más que notable drama judicial centrado en la defensa de un activista estudiantil en la Corea de los años ochenta. Tanto en aquella película como en Steel Rain, Yang Woo-seok también ejerce de guionista siendo el resultado, de nuevo, más que notable. Y no solo por la historia, que Yang Woo-seok también demuestra que sabe dirigir e imprimir nervio a sus películas. Desde luego va a ser un director a tener en cuenta, no es fácil conseguir que las dos primeras películas que realizas, de temática tan dispar, sean tan buenas.

En el caso de Steel Rain el asunto va de acción y thriller político. Tiene el film una inconfundible impronta a buena película de acción clásica. Y como aquellas, en ésta también se parte de una premisa imposible o rocambolesca pero planteada con desparpajo, rodada con una calidad técnica impecable, creíble en lo que se ve y salpicada de buenas escenas de acción. El resultado es una película que está muy por encima de la media de las que de su género se pueden encontrar hoy día. Hace ya bastante tiempo que el cine surcoreano es uno de los pocos reductos que quedan donde se pueden encontrar buenas e interesantes películas.

Steel Rain hace referencia a un tipo de bomba que, lanzada por un lanzacohetes, arrasa con cualquier cosa viva en un radio bastante amplio. Es utilizada al principio de la película y de ahí el título. La primera hora de película casi que es acción pura, dedicada a plantear una situación de crisis entre las dos Coreas. No es la primera película surcoreana que coloca personajes de Corea del Norte en medio de Corea del Sur, y resulta muy interesante porque por estos lares la visión que se tiene de Corea del Norte resulta extremadamente simplificada cuando la realidad es que las relaciones entre ellos están profundamente enraizadas y enredadas, resultando complicadas de vislumbrar por cualquiera o la mayoría de nosotros, personas externas a la realidad de la península. Cuando en Steel Rain la acción se relaja y se pasa al thriller político, la crítica que se hace a la acción de los gobiernos extranjeros no es, para nada, baladí. Curiosamente a Rusia no se la menciona, pero sí a China y a Japón. Sin embargo, las cargas de profundidad que lanza a los EEUU son antológicas. Hay una frase muy clara, un pensamiento verbalizado del protagonista cuando, mirando a la cabeza visible de la CIA en Corea, dice algo así: "Mira toda la mierda que todos tenemos que hacer porque ustedes dividieron este país". Más claro no se puede ser.

También es cierto que la película permite cotejar la idea que tienen los surcoreanos sobre la reunificación de las dos Coreas, de que buena parte de la situación se mantiene imposible por las ambiciones de poder en las dos partes. Esta película ahonda en algunos de esos enredos y muestra cómo la brecha puede ser reducida por gente común que establece una conexión emocional, a pesar de que tienen ideologías políticas diferentes. Confidential Assignment de este mismo año 2017, dirigida Kim Seong-Hoon, también toca este último aspecto aunque la película no tiene el tono serio que sí tiene Steel Rain.

Una película interesante y muy recomendable. Tiene un cierto bajonazo de ritmo hacia la mitad, cuando da tiempo a la convivencia de los protagonistas principales. Entonces la película deja la acción para adentrarse en la tensión entre los gobiernos y el espionaje. Pero el tema es interesante y también hay acción entretanto, refriegas de comandos, luchas cuerpo a cuerpo, juegos de guerra nucleares (muy buena la escenificación que se ve aquí), dos buenos personajes principales gracias a los actores que los encarnan, momentos de comedia, ¿Qué más se puede pedir? ... Pues unos créditos finales chulísimos.

8/10 - Notable



________________________________________________________________________________
Suspect X (Yôgisha X no kenshin, 2008)
Dir.: Hiroshi Nishitani

Hiroshi Nishitani, director más ligado al mundo de la TV que del cine, dirige la primera adaptación de la novela La devoción del sospechoso X de Keigo Higashino, publicada en el año 2005. Una novela bastante interesante bastante superior a esta adaptación.

Lo mejor que se puede decir de Suspect X es inventa poco y lo que inventa no molesta. Las claves del misterio y de su resolución no cambian y el final es el mismo. La figura del profesor Yukawa, al principio, me parece bastante distorsionada pues parece que va sobrado de pedantería. Solo es al principio. El cambio más relevante es que el el inspector auxiliar que ayuda a Kusanagi a resolver el asesinato aquí es una mujer y tiene un papel mucho más relevante, de hecho la inspectora Utsumi es la que prácticamente lleva la investigación. Una escalada a una montaña que es inventada y pocos cambios más.

Una película cuyo acabado cinematográfico no es nada del otro jueves, no es destacado pero tampoco es cutre, un trabajo estándar se podría decir, pero que se muestra interesante porque se apoya en una buena novela policiaca, bien contada y que sabe guardar el giro final inesperado. Cualquier película en la que hay que resolver un mistero, un asesinato, que no cometa errores relevantes ni se invente cosas, con buenos actores, cuando menos entretiene y es interesante (Shin'ichi Tsutsumi en el papel del profesor de matemáticas Ishigami está especialmente inspirado). Sin embargo en la película casi se comete la torpeza de mostrar algo que puede hacer sospechar al espectador más avispado. Adolece también la película de la rapidez, de mostrar una especie de secuenciación de escenas que muestren las claves del asunto pero con un desarrollo deficiente de la relación entre la madre sospechosa y el vecino sospechoso, y la hija. La película parece muy fría en este aspecto lo cual va en detrimento de su poderoso final. Final que, por otra parte, no me gusta, hubiera preferido cortar la película dos minutos antes. Tiene también un epílogo innecesario, que se prolonga en los títulos de crédito.

Hasta hoy hay otras dos adaptaciones cinematográficas de la novela, una coreana, Perfect Number del año 2012, dirigida por Bang Eun-jin (que es accesible), y otra película china The Devotion of Suspect X dirigida en el 2017 por Alec Su.

6/10 - Interesante






Nº de películas reseñadas en el blog: 396
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



martes, 15 de mayo de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CIV)

Fecha estelar: -304631.8
_____________________________


Películas reseñadas:

- La villana (2017)
- El hombre ilustrado (1969)
- Verónica (2017)



______________________________________________________________________________
La villana (Ak-Nyeo, 2017)
Dir. Byung-gil Jung

Tercer largometraje de Byung-gil Jung director que se está mostrando especialmente sobresaliente en el rodaje de escenas de acción. Si en su anterior film, "Confession of Murder" (2012) ya se podía disfrutar esta cualidad del director desde su increíble escena de persecución inicial, en "La villana" el nivel de planificación y de rodaje de las escenas de acción es, con diferencia, lo mejor del film. La escena inicial de lucha en pasillos, rodada como si de un videojuego de luchas en primera persona se tratara, es para mirarla varias veces. Otra cosa es la credibilidad de algunas acciones, que hay algunos golpes que no hay cuerpo humano que aguante o salga con vida, pero esto es puro cine de acción. Eso sí, bastante excesivo, con incontables muertes y con mucha sangre (ya incluso da alegría que una película te muestre sangre en las peleas). La protagonista, Sook-Hee, entrenada desde la infancia para ser una asesina sin piedad, deja en mantillas al mismísimo John Wick, que vendría a ser la versión masculina actual en películas con estos personajes.

Dejando a un lado lo mejor de la película, la habilidad del director para filmar la acción, las persecuciones y las peleas cuerpo a cuerpo con todo tipo de armas (¡qué sería de una pelea en el cine coreano sin un par de martillos y un buen cuchillo de cocina!), dejando a un lado esto, la película pierde interés porque el thriller romántico que se plantea no cala, otra vez se abusa del flashback cuando en este caso la película podría haber sido perfectamente lineal. No tiene sentido liar la historia mezclando el pasado con el presente, e incluso utilizando a dos actrices protagonistas, porque intriga hay poca y es predecible. Quizás sea el motivo de presentarla así, para intentar disimular las carencias del cuento.

Tampoco es que sea necesario, en estas películas una historia simple es suficiente mientras sea coherente y te lleve a lo que verdaderamente importa, que es la acción. Querer ir más alla y quedarte a medias o aburrir va en detrimento del resultado final. En "Confession of Murder" ocurría algo parecido aunque allí el resultado fue, en mi opinión, algo mejor que en esta película porque aquí el camino a la acción es una historia poco trabajada.

5/10 - Pasable



________________________________________________________________________________
El hombre ilustrado (1969)
Dir. Jack Smight

"El hombre ilustrado" es una recopilación de 18 cuentos o relatos cortos de ciencia ficción escritos por Ray Bradbury en un libro publicado en 1951. El nexo de unión de los relatos es un hombre con el cuerpo cubierto de tatuajes que, dice, se los realizó una mujer viajera del tiempo. Cuando alguien mira alguno de los tatuajes se cuenta una historia situada en el futuro de la humanidad.

En 1969 el director Jack Smigth realiza una película del mismo título en la que se muestran tres de los relatos del libro al mismo tiempo que se quiere dar una mayor explicación a la historia de los tatuajes. No se eligen precisamente los relatos más relevantes y desconozco el motivo de porqué se eligieron respecto de los demás. El primero de ellos, "La pradera" muestra una familia en el futuro que dispone de una especie de sala holográfica (al modo de Star Trek) para el esparcimiento. El segundo, "La larga lluvia" muestra a cuatro astronautas que han terminado estrellados en un planeta donde no deja nunca de llover torrencialmente. El tercer relato es "La última noche del mundo", el título lo dice todo.

Entre medias de los relatos, que en general tienen un interés limitado, el guion parece empeñado en dar sentido a los tatuajes con una historia sin pies ni cabeza, confusa y con menos interés aún que los propios relatos. La película no tuvo buenas críticas y ha envejecido bastante mal. Su único interés está en el primer relato de la visión del futuro, de la casa, totalmente anclada en la estética de los años sesenta; en el segundo relato la curiosidad de ver cómo imaginaban al planeta Venus a mediados del siglo pasado, como una jungla con lluvia perpetua (aunque en la película no se dice qué planeta es, en el relato de Bradbury sí se dice que es Venus). El tercer relato es el más flojo con diferencia.

Como curiosidad mencionar que los dos protagonistas principales, Rod Steiger y Claire Bloom, eran pareja por entonces aunque se divorciaron ese mismo año. Poco hay en la filmografía de Jack Smight que llame la atención. Fue un director que compaginó su carrera entre el cine y la televisón siendo, con diferencia, su mejor película "Harper, investigador privado" (1966).

4/10 - Regular



________________________________________________________________________________
Verónica (2017)
Dir. Paco Plaza

Una de terror castizo. Inspirada en una historia real y principalmente lo que se sabe de ella a través del informe policial, el director monta una historia de terror con pocos sobresaltos y bastante preocupada de quedar bien cuadrada respecto de lo que se conoce del caso real, tal como muestran las fotografías que aparecen al final. El problema es que la parte terrorífica tiene un interés muy limitado, básicamente por lo muy trillada que está. Más todavía si se recurre a lo mismo de siempre, monja incluída. Al menos está bien resuelta.

Tiene una ambientación muy destacable. Dice la ficha de la película que tiene premio al mejor sonido, cosa que no comprendo porque a los actores no se les entiende la mitad de las veces, al menos yo no los entiendo. Los actores principales no resultan muy creíbles porque hay momentos en los que se ve que están interpretando. No es fácil pues son niños, además de la protagonista adolescente en su primera película.

5/10 - Pasable






Nº de películas reseñadas en el blog: 393
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



martes, 8 de mayo de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CIII)

Fecha estelar: -304651.0
_____________________________


Películas reseñadas:

- Survival family (2017)
- Ancien y el mundo mágico (2017)
- OtherLife (2017) 


______________________________________________________________________________
Survival family (Sabaibaru famirî, 2017)
Dir. Shinobu Yaguchi

El motivo de mi acercamiento a la película está en la atractiva idea de partida que aparece en la sinopsis de la misma, ¿cómo se las apañaría la gente si de pronto, sin explicación alguna, hubiera un apagón mundial y todos los instrumentos que de un modo u otro hacen uso de la electricidad dejaran de funcionar durante un largo periodo de tiempo? Coches, móviles, ordenadores, ascensores, cocinas, transporte,…, ni siquiera una simple linterna que funciona a pilas. 

Desde luego el resultado sería una especie de apocalipsis caótico, una hecatombe con multitud de desgracias. Menos en Japón donde, por lo que se puede ver en esta película, sería más o menos lo mismo pero sin lo caótico, como más cívico. Shinobu Yaguchi plantea la situación a partir de una familia media tokiota, un padre que pasa la mayor parte de su tiempo trabajando, una madre bastante solitaria y un par de hijos adolescentes que solo viven mirando el móvil y preocupados por sí mismos. Aparentemente, si miras el tráiler, pudiera parecer que la película es una comedia tonta cuando resulta que no es precisamente el caso. La película tiene bastante momentos de comedia, pero también los hay dramáticos y lo bueno que tiene es que los combina de manera inteligente. Los miembros de la familia están convenientemente retratados y veremos su propia evolución, así como el de la familia en conjunto, desde los primeros momentos del apagón, durante los siguientes días de incertidumbre y la supervivencia cuando la situación no tiene visos de que vaya a cambiar. La película ofrece bastante más de lo que parece.

Siendo la idea de partida interesante, que te mantiene pendiente sopesando también si actuarías de la misma manera o si lo que se plantea parece verosímil o no (insisto que lo que veo me parece demasiado cívico), la película mantiene el interés por la incertidumbre de lo que pudiera ocurrir a estos cuatro personajes hasta el final. No es película de alardes técnicos o dirección destacable, incluso tiene alguna escena supuestamente tensa (con unos perros) donde la falta de medios o la forma de plantearla y rodarla no consigue sus objetivos, no hay excesivas multitudes lo cual llama la atención, pero todo esto es más o menos asumible. Porque, sin ser un peliculón, lo que verdaderamente atrapa de la película es el interés por la historia, la búsqueda de los verdaderos valores familiares, el verdadero sentido de la vida secuestrado por la artificiosidad del mundo tecnológico que vivimos.

7/10 - Buena



________________________________________________________________________________
Ancien y el mundo mágico (2017)
Dir. Kenji Kamiyama

Más de un lustro llevaba Kenji Kamiyama enfrascado en la adaptación/ampliación animada de la línea de tiempo del manga Cyborg 009 de Shōtarō Ishinomori. En el año 2012 estrenó 009 Re:Cyborg, un largometraje que resultó interesante a secas, y después siguió con la serie de televisión Cyborg 009: En nombre de la justicia (2016). Un tanto disperso me ha parecido Kamiyama en sus últimos trabajos, sobre todo desde el segundo largometraje de Eden of the East (2010) aunque, desde luego, la calidad técnica de cualquiera de los trabajos que ha realizado Kamiyama es siempre innegable. Parece que va a volver al universo de Ghost in the Shell en este año 2018 con una serie de televisión, circunstancia que hay que celebrar por todo lo alto porque si en algo es importante el buen hacer de Kamiyama es, precisamente, en el desarrollo del universo de GITS a través de la totalmente imprescindible serie Stand Alone Complex (2002-2005) y de su cierre en Solid State Society (2006). Y, ya puestos con este repaso, no se debería dejar sin mencionar otra maravilla de serie que es Seirei no Moribito (Moribito, guardián del Espíritu Sagrado) que realizó en el año 2007.

El universo de Cyborg 009 queda atrás y Ancien y el mundo mágico (Hirune Hime: Shiranai Watashi no Monogatari, 2017) es el último largometraje de Kamiyama. Un trabajo que no solo dirige sino que también guioniza, circunstancia que viene siendo habitual en el director japonés. El resultado es otra vez, en mi opinión, solo interesante. Una película entretenida aunque de Kamiyama esperaba más sobre todo por la importancia en la dirección de sus primeros trabajos. La película vuelve a ser una muestra de la dispersión que el director viene mostrando últimamente. Es una historia que vas construyendo con lo que se va contando a través de lo que aparentemente son, al principio, dos mundos paralelos pero que luego se muestran como el mundo real y el mundo de las ensoñaciones de la protagonista, Kokone. Ensoñaciones que tienen un motivo. Envolver la historia del mundo real con el uso de la tecnología de la comunicación, algo en lo que Kamiyama se desenvuelve como pez en el agua; plantar un mundo de fantasía altamente tecnificado pero con estética del siglo XIX, además con la presencia de la magia, un kaiju, mechas,…., parece demasiado. La película tiene buenos momentos, interesa al principio por la parte de la realidad, la presentación de los personajes y sus vidas en la ciudad de Okayama. También interesa al final cuando visualmente da lo mejor, pero en su parte intermedia se llega a hacer un tanto pesada porque da la sensación de que no hay una definición clara entre los dos mundos, llega un momento en que casi da igual. Este problema también lo tuvo el trabajo anterior de Kamiyama, 009 Re:Cyborg, donde los personajes se perdían en unas disquisiciones filosóficas que aburrían al más pintado. En Ancien y el mundo mágico casi no hay filosofía, pero también aburre un poco cuando está a medio camino. Es un problema de guion, o de la adaptación del mismo de la novela ligera que escribió el propio Kamiyama.

Lo que no se puede negar a Ancien y el mundo mágico es la calidad de la animación. El realismo de los fondos urbanos es marca de la casa, admirable especialmente cuando se ven calles, puentes o edificios reconocibles de Tokio. La animación en las espectaculares escenas finales, la concepción artística de las mismas,… son detalles importantes que compensan en cierto modo las carencias del film. Visualmente la película tiene muy pocos reproches, como tampoco los puede tener en la banda sonora a cargo de Yôko Shimomura.


6/10 - Interesante



________________________________________________________________________________
OtherLife (2017)
Dir. Ben C. Lucas

Dentro del género de la ciencia ficción no son pocas las películas que explotan la idea de inducir en nuestro cerebro vivencias que en realidad no ocurren pero que vemos y vivimos como reales. Desde el Memory Call de Desafio Total, pasando por Matrix, Origen o Días Extraños, son películas que explotan la idea de una manera y otra y con ella montan una historia y una película más o menos interesante. Peliculones en el caso de las mencionadas, pero hay otras.

OtherLife también explota la idea de confundir la realidad que estás viviendo. Se trata de una producción australiana de bajo presupuesto que no se nota casi nada en el caso de la puesta en escena, aunque sí que se nota a nivel actoral exceptuando, un poco, a la protagonista principal. Pero el problema principal de la película es el guion, o más bien el camino que toma la película. Porque todo va bastante bien mientras se planteada la premisa principal de la película, o en su interesante parte intermedia cuando se decide experimentar con la sustancia. Sin embargo, luego la película se decice por no seguir explotando las interesantes posibilidades que seguirían llevando la historia por la parte de la ciencia ficción para centrarse en la historia personal y familiar, en la parte melodramática que interesa muy, muy poco. Particularmente, cuando llega su último tercio, empieza ya a darme todo igual.

4/10 - Regular






Nº de películas reseñadas en el blog: 390
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -



miércoles, 2 de mayo de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CII)

Fecha estelar: -304667.0
_____________________________


Películas reseñadas:

- Amor bajo el espino blanco (2010)
- Hostiles (2017)
- The Terror (2018)


______________________________________________________________________________
Amor bajo el espino blanco (2010)
Dir. Zhang Yimou

Reseña con spoiler en el último párrafo.


Cuando Zhang Yimou se pone a contar una historia romántica y empieza por eliminar cualquier artificiosidad, los elementos superfluos desaparecen y es capaz de narrar visualmente lo esencial ofreciendo algo puro y conmovedor, desde luego, es un maestro. Ya lo hizo antes con El camino a casa (1999), una película simplemente grandiosa que particularmente tengo en un altar. Once años después lo vuelve a hacer con Amor bajo el espino blanco aunque se trate de una película más compleja en el sentido de que aquí la historia sí que se circunscribe a una época concreta, en mitad de la revolución cultural en la China de Mao Tse Tung. Yimou no elimina aquí, o mejor, no aparta a un lado la realidad social de la época tal como hizo en El camino a casa. Por eso la película de 1999 me resulta más pura y universal, lo cual no quiere decir que en Amor bajo el espino blanco la historia se resienta sino que toma, también, otra perspectiva al ofrecer una visión de cómo vivían ciertas familias aquella época y el proceso de reeducación. El retrato de aquellos años es también un punto de mucho interés en la película.

Amor bajo el espino blanco tiene una música minimalista maravillosa, casi imperceptible durante todo el film y que aparece justo en el momento. También tiene una fotografía perfecta donde Yimou deja de lado su maestría en el uso de los colores en la composición de escenas, la historia no se presta a ello. Pero lo importante es la grandísima capacidad del director de imbuirte en la historia, de implicarte con los personajes. Desde luego ayuda sobremanera el trabajo de la jovencísima Zhou Dongyu, es impecable y admirable. Cuando Yimou quiere, es capaz de mostrar la naturalidad y la inocencia de una forma tan sencilla que me resulta imposible pensar que esto sea fácil de hacer porque, desde luego, en este género lo que el director consigue no está al alcance de muchos. Me quedo con un plano: para cruzar el río por un camino de piedras Sun quiere guiar a Jing ofreciéndole un palo al que ambos se agarran y así no tener que tocar su mano pues ella no lo desea. Ambos cruzan el río mientras oscurece, Yimou baja la cámara y los vemos pasar a través de su reflejo en las aguas cristalinas.

Resulta curioso que Zhou Dongyu, con 18 años, realice aquí su primer trabajo en un largometraje, tal como hizo la bellísima Zhang Ziyi con 20 años en El camino a casa.

No puedo poner esta película en el mismo altar donde está El camino a casa por el giro que toma la película hacia su resolución final. Desde luego el director hace malabares para no desvelar casi nada hasta el último tramo, es una pega, aunque deja algún detalle que puede ponerte en alerta ante lo que pudiera ocurrir. No lo deseas, sabes que no se va a atrever a terminar así. La película está basada en hechos reales, vivencias recogidas en una novela del mismo título. Hay películas con finales tan emotivos y tristes que solo las puedo ver una vez.



8/10 - Notable



________________________________________________________________________________
Hostiles (2017)
Dir.: Scott Cooper

Hay ocasiones en las que es difícil entender cuál ha sido la estragegia de publicación, distribución y comercialización de una película de alto nivel. Hostiles es un claro ejemplo, una película que todavía no se ha estrenado en España y que por el camino que lleva parece que lo hará directamente al "formato doméstico", por llamarlo de algún modo. Y si finalmente se estrena en cines, pues ya lo estará haciendo tarde y mal porque el acceso al cine tiene muchos caminos.

El caso es que el interés de ver esta la película ahora (cuando no hay publicidad alguna de la misma) require de la propia voluntad del espectador que busca y rebusca filmografías o películas de género y, de pronto, se encuentra con un western de interesante título en el que intervienen buenos actores. Scott Cooper es el director y es su cuarto largometraje. Anteriomente había dirigido, siempre en mi opinión, las pasables Corazon rebelde (2009) y Black Mass (2015) y la bastante buena La ley del más fuerte (2013) también con Christian Bale como actor principal.

Con Hostiles ha conseguido Scott Cooper su mejor trabajo, casi un peliculón, un western con muchas reminicencias clásicas que se apoya tanto en los actores como en lo fundamental de las grandes películas del oeste, los grandes espacios abiertos del oeste americano. Casi toda la película está rodada en exteriores de este largo viaje desde Nuevo Mexico hasta Montana y los paisajes y su fotografía son espectaculares. Y se preocupa mucho el director de plantarte unos encuadres y unas panorámicas con el grupo de personajes presente que fácilmente me retrotraen al western clásico. Pero no solo es eso, también las instalaciones militares, los fuertes del ejército en medio de la nada, la caballería, este tipo de temática hacía mucho que no se veía (al menos en mi caso) en una película del oeste y hay ocasiones en las que me acuerdo del cine de John Ford por la parte militar y las estancias en los fuertes, y por escena final y especialmente los últimos planos, y también del cine de Antonny Mann y el propio John Ford por los paisajes. Y la historia también es clásica, casacas azules, indios, odio y aceptación. Es la implicación de los actores (especialmente Christian Bale, pero también Rosamund Pike o Wes Studi y Ben Foster) la que consigue que te interese la "historia de siempre".

Se puede pensar, y es cierto, que la película adolece de un ritmo excesivamente pausado, sobre todo en su parte central. Particularmente no me molesta para nada si lo que veo está tan bien filmado y fotografiado, tanto la noche como el día. Quizás sí que se le pueda reprochar un acabado episódico dentro del viaje, dicho de otro modo, un ritmo como a trompicones dentro del viaje de este grupo de personas. La escena final es simplemente maravillosa, no por esperable, sino por su planteamiento.

8/10 - Notable

________________________________________________________________________________
The Terror (2018) - 10 episodios
Escrita por David Kajganich

El Terror y el Erebus son los nombres de dos navíos de exploración británicos que en 1845 iniciaron la aventura de adentrarse en busca de un paso del Noreste para atravesar el oceano Ártico y poder así cruzar desde el Atlántico al Pacífico. Esta expedición se conoce hoy como la expedición perdida de Franklin pues ambos navíos quedaron atrapados en el hielo y poco se sabe de la suerte que corrieron. En el año 2007 Dan Simmons publicó una novela que narra la suerte de los tripulantes de las dos naves según las teorías actuales e incluyendo también un elemento fantástico.

La serie está basada en la novela de Simmons. Desde un punto de vista histórico es perfecta pues dejando a un lado el elemento sobrenatural, muestra muy bien cómo debieron ser los hechos. Tampoco abusa mucho de lo fantástico, molesta poco, se puede decir, aunque la suerte real de estas personas debió ser mucho peor.

Conocer de antemano la historia de la expedición pudiera hacer que la serie se encaminara hacia lo previsible con la consiguiente pérdida de interés, aunque no lo creo porque está muy bien rodada y el diseño de producción es muy bueno. En cualquier caso es el motivo de introducir un elemento imprevisible que pueda mantener cierta tensión hasta el final. No es el único pues entre los personajes principales también hay tiempo de plantear tramas ficticias bien hiladas con hechos conocidos.

Una serie muy recomendable.

7/10 - Buena





Nº de películas reseñadas en el blog: 387
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -