domingo, 26 de febrero de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Cuatro reseñas (nº LVIII)

Fecha estelar: -305844.4
_____________________________

Películas reseñadas:

- Patlabor: la película (1989)
- Sherlock: el problema final (2017)
- Snowden (2016)
- Anthropoid (2006)



________________________________________________________________________________
Patlabor: la película (1989)
Dir. Mamoru Oshii

No suelo ser aficionado al anime de mechas, sin embargo, si de Mamoru Oshii se trata, la película debe ser revisitada. Y eso que Oshii tiene muchas idas de olla en sus trabajos.
Es posible ver Patlabor como película única, sin saber nada de la serie animada previa y sin interesarse por la deriva que ha tomado después (la segunda entrega, dirigida también por Oshii, es bastante buena o, al menos así la recuerdo). Quizás entra demasiado a saco y da por hecho que los personajes y sus interacciones dentro del grupo son conocidas. A pesar de ello la película coge muy buen ritmo desde el principio con una historia de ciencia ficción más que interesante en la que los personajes están supeditados al desarrollo de la misma y poco se detiene el director en mostrar algún tipo de desarrollo de protagonistas.
Porque Patlabor es anime de mechas pero en realidad los robots controlados por pilotos aparecen poco. Es una historia de investigación desarrollada en un futuro Tokio de 1999 donde los robots se están comportando de forma impredecible y violenta a raíz de un cambio en el sistema operativo que los controla. Y resulta que el guion es perfecto, el mundo que se muestra es interesante y Mamoru Oshii consigue una de sus películas más entendibles. Desde luego lo es hoy cuando estamos mucho más acostumbrados a la informática y a su lenguaje. Quizás en 1989 resultara más difícil, pero, vista hoy, todo lo que se dice está más que vigente y no chirría casi nada.
Y si a todo esto le añadimos que Mamoru Oshii siempre se preocupa y mucho por el diseño de sus escenarios, artilugios, uniformes y artefactos militares, la película visualmente resulta bastante buena, sobre todo porque se usa poco ordenador (Oshii abusa demasiado del mismo desde que puede usarlo y en Ghost in the Shell 2.0 e Innocence está la muestra) y el dibujo es tradicional con una pátina comiquera que no envejece nada, nada mal. Es curioso ver también aquí un adelanto de lo que se verá en Ghost in the Shell en el dibujo de los barrios derruidos de Tokio por los que pasean los detectives, son unos fondos muy trabajados y con una música de Kenji Kawai muy reconocible. Invitan a parar la película para contemplar el dibujo. Incluso la propia historia parece un germen de la que se verá en GITS, con un villano que se suicida en la primera escena pero cuya presencia no desaparece, es capaz de manejar los acontecimientos como si del Titiritero se tratara.
7/10 - Buena


________________________________________________________________________________
Sherlock: el problema final (2017)
Dir. Benjamin Caron

La última entrega de la cuarta temporada de Sherlock no ha hecho sino confirmar el agotamiento de ideas que hay entre las mentes pensantes que imaginan historias para esta versión contemporánea de los personajes creados por Conan Doyle.
Tras una decepcionante primera entrega, la segunda parecía que remontaba algo el vuelo y el interés, pero este ultimo episodio es una especie de entrega de la saga Saw sin gore pero con una maestra de ceremonias con "cara loca" pero de interpretación muy penosa. Pero bueno, peor es lo del Moriarty sobreactuado, uno de los personajes más desacertados de toda la serie desde sus inicios.
Una pena si en verdad se trata del último episodio de la serie, aunque nada raro en las series que son incapaces de ser conscientes de que ha llegado el momento de finalizar gloriosamente y se alargan en base a una patente falta de ideas o, como es el caso, en base a unas ideas de lo más estrafalario resueltas con situaciones de lo más inverosímil, que en este episodio, de nuevo, hay unas cuantas (momento cristal, momento granada, resolución del asunto del perro, ....).
No es culpa ni de Benedict Cumberbatch ni de Martin Freeman, hacen lo que pueden aparte de que son muy buenos actores, la culpa es de las mentes pensantes detrás de las cámaras empeñadas en centrarse en las idas de olla de un Sherlock cuasi superhéroe y las penas familiares de los dos protagonistas en lugar de resolver casos. Dejar el misterio y el thriller para adentrarse en la paranoia psicodélica resuelta con doble tirabuzón.

4/10 - Regular


______________________________________________________________________________

Snowden (2016)
Dir. Oliver Stone

Nadie puede negar la facilidad que tiene Oliver Stone para rodar este tipo de historias. La habilidad para enmarcar una historia real en una película de manera que el resultado esté entre la denuncia y la documentación de los hechos pero sin olvidar que se debe enganchar, contarlo todo, montarlo, con ritmo y con suspense. Y ello a pesar de que es un caso muy reciente y conocido.
Lo que tampoco se puede negar es que cuando Oliver Stone rueda este tipo de películas lastra con un cierto tufillo que desequilibra la balanza siempre hacia el mismo sitio. No es que sea malo, es lo que siempre ha hecho y lo que, por tanto, te debes esperar. Aquí es evidente que toma partido por su protagonista y por su denuncia lo cual le acerca en ocasiones a la demagogia discursiva por parte de su protagonista, un más que convincente Joseph Gordon-Levitt.
Y también otro lastre en la película. El interés por humanizar al protagonista lleva a desarrollar su vida más personal con su pareja y la influencia que pudiera también tener en el devenir de lo ocurrido. Pero esta parte es muy convencional y engancha poco.

6/10 - Interesante



________________________________________________________________________________
Anthropoid (2006)
Dir. Sean Ellis

Película que reconstruye el atentado realizado en mayo de 1942 en Praga con el objetivo de eliminar al oficial nazi Reinhard Heydrich. Película sujeta a unos hechos conocidos y a un final también conocido. Y aquí esto es un gran lastre.
Se opta por contarlo todo desde el punto de vista del comando de la resistencia en la elaboración del atentado y en lo ocurrido en los días siguientes al mismo quedando una película claramente dividida en dos partes, antes y después del atentado.
La parte del antes es aburrida, muy aburrida. Sean Ellis no se limita a narrar fríamente los hechos conocidos y documentados, a mostrarlos visualmente lo cual es ya de por sí muy interesante. Opta, sin embargo, por una cierta tendencia a dirigir al espectador hacia el melodrama a través de las relaciones entre los personajes para luego, en su final, dar un supuesto carácter épico de la acción que van a realizar. Y con pocas vacilaciones porque, aunque sí que se mencionan en varias ocasiones las dudas sobre la acción por las consecuencias de la misma en la población ocupada, lo cierto es que los dilemas morales son pasados aquí muy por encima, se profundiza poco cuando el ya consabido salvajismo de los asesinatos nazis de represalia era más que esperable.
La mejora de la película es patente a partir del atentado, aunque solo sea porque es donde está la acción porque en general todo tiene un aspecto, una factura como muy televisiva. De hecho todos los enfrentamientos y tiroteos no parecen de una película del siglo XXI sino más bien de un rutinario telefilm de hace treinta años.
Basada en estos mismos hechos pero adaptándolos, Fritz Lang realizó en 1943 "Hangmen Also Die!", aquí titulada "Los verdugos también mueren". Película que hay que revisitar porque aunque pueda padecer de cierto propagandismo, realizada como está en plena guerra mundial y con el atentado a Heydrich muy reciente, la película de Lang está a años luz a todos los niveles y especialmente a nivel de dirección.

5/10 - Pasable



------------------


Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

domingo, 19 de febrero de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Cuatro reseñas (nº LVII)

Fecha estelar: -305864.5
_____________________________

Películas reseñadas:

- La visita (2015)
- Star Trek Beyond (2016)
- Sherlock: el detective mentiroso (2017)
- La llegada (2016)



________________________________________________________________________________
La visita (2015)
Dir.: M. Night Shyamalan

Una vez tuve una tarde terrible viendo Airbender, el último guerrero. Desde entonces decidí dejar definitivamente el cine de Shyamalan aunque ya llevaba un par de películas anteriores del director flojeando considerablemente. Diecisiete años han pasado ya desde su mejor película, El protegido, cuando empiezan a escucharse rumores de que Shyamalan ha vuelto a parecerse algo a su mejor versión con su última película, Múltiple (2017).
Vale, nos subimos otra vez al carro. Pero a la espera de que la película sea accesible por estos lugares apartados de la civilización donde una sala de cine es una entelequia, un lugar mítico que cuentan los abuelos que una vez existió, al menos es posible acceder (de la manera que sea, Uds. entienden) a su penúltimo trabajo que realizó hace dos años con un presupuesto muy corto, cinco millones de dólares para recaudar casi veinte veces esa cantidad. A lo mejor el Shyamalan de antaño empezaba a asomar ya con La visita (2014).
Pues en una parte sí pero en una gran parte no. Shyamalan vuelve al terror con una historia bastante sencilla y consiguiendo poco a poco el interés del espectador por conocer qué es lo que está pasando en la casa. Lo que pasa es que Shyamalan aún tiene la vitola de director que te va a dar un giro importante en la historia y, aunque aquí también lo hace cerca del final, no parece tan importante y sí más previsible. Y cuando ya se sabe todo, el terror decae. Lo cual no es malo, hace que la situación sea más real y creíble. Ahora bien, más vale no pensar mucho en la historia a posteriori y encontrar inconsistencias porque entonces la parte de creíble se cae a trozos. Ya pasaba algo parecido en El Bosque (2004).
Lo peor de todo, lo que hace que por momentos la película baje muchos enteros es el estilo de grabación elegido, el puñetero found footage (metraje encontrado). Los dos hermanos visitan a sus abuelos y llevan dos cámaras que serán las que grabarán todo. Distrae demasiado y se hace muy molesta la colocación de las cámaras, te sacan de la intensidad de la escena porque en muchas ocasiones son imposibles e increíbles. No las sueltan nunca y tienen unas baterías que ya quisiera un Nokia 3310. O quizás sea que yo soy muy cobarde porque en mi caso, que no es el de la Maríasabidilla de la película, al primer susto tiro la puñetera cámara y pongo pies en polvorosa. Pero estos nenes no, parecen demasiado adultos para sus edades en unas cosas y en otras tienen que pasar por buena parte de los absurdos tópicos de estas películas. El susto a base de golpe de efecto y el sótano van incluidos en el lote.
Lo que sí que es un acierto son los toques de humor, casi todos a cargo del chaval (Ed Oxenbould) que al menos es el que mejor está de todos los actores excepto cuando rapea, que dan ganas de asesinarlo.
Al menos está muy por encima, a años luz de Airbender.

5/10 - Pasable

______________________________________________________________________________
Star Trek Beyond (2016)
Dir.: Justin Lin

Resulta curioso comprobar que el grado de aceptación por parte del público y de la crítica de esta tercera entrega de la nueva línea temporal de Star Trek ha sido considerablemente menor a la que tuvieron las dos primeras. Resulta curioso porque en mi caso...
La reseña completa en esta entrada.

6/10 - Interesante












 


________________________________________________________________________________
Sherlock: el detective mentiroso (2017)
Dir. Nick Hurran

Después de la muy decepcionante primera entrega de la cuarta temporada de la serie Sherlock, tenemos esta segunda entrega que al menos sube de nivel aunque tampoco es para tirar cohetes.
Mencionando primero lo obvio y bueno de la serie, la calidad técnica y los recursos narrativos que utiliza para integrar los avances tecnológicos actuales de una forma tan visual y brillante, a la serie se le está notando, tanto a los actores como a las historias que cuenta, un cierto hastío resultado de haber quedado anclada en mostrar casi siempre lo mismo. Y claro, cuando te esperas más o menos lo que va a ocurrir, la tensión y la intriga de la historia decae notablemente, tanto más cuanto más elaborada e imposible resulta la resolución final, obra de una mente maestra que es capaz de predecir-dirigir el discurrir de los acontecimientos en la dirección que desea. Lo que pasa es, si se piensa bien, que el número de variables puestas en juego es tan grande que es imposible que todo discurra como lo hace..... menos en el caso de un Sherlock Holmes saturado de drogas, ¡que para eso es Sherlock Holmes y a callar! que diría el genial Gila en uno de sus monólogos.
Pero bueno, por muy elaborado que sea todo, buena parte del interés siempre ha estado en el día a día de Holmes y Watson. En este aspecto la serie también está flojeando demasiado al poner al doctor en una continua crisis personal con el asunto de su señora que me parece muy cansina y poco interesante.
Y lo peor, leer una sinopsis que dice que Sherlock se enfrenta al adversario más astuto de toda su carrera para ver luego lo desaprovechado que queda Toby Jones y que su supiesta brillantez maléfica quede supeditada a ser una pieza más en el plan maestro de la gran mente.... bluff.


5/10 - Pasable

________________________________________________________________________________
La llegada (2016)
Dir.: Denis Villeneuve

La influencia que 2001: una odisea del espacio ha tenido y tiene dentro de buena parte del cine de ciencia ficción “dura” sigue siendo muy importante. Se puede ver perfectamente en La llegada de Denis Villeneuve donde la película de Kubrick influye tanto directamente, por ejemplo, en la manera de visualizar las monolíticas naves extraterrestres, como también indirectamente.... 


La reseña completa en esta entrada.

6/10 - Interesante










------------------


Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

domingo, 12 de febrero de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Cuatro reseñas (nº LVI)

Fecha estelar: -305883.7
_____________________________

Películas reseñadas:

- Fausto (1926)
- Dioses y monstruos (1998)
- Sherlock: las seis Thatchers (2017)
- Marea negra (2016)


________________________________________________________________________________
Fausto (1926)
Dir.: F. W. Murnau

Fausto, el protagonista de la leyenda alemana que pacta con Mefistófeles y da su alma por el conocimiento infinito y la eterna juventud, es, en esta particular adaptación de Murnau de la versión escrita por Goethe, un peliculón imposible de concebir hoy día, es pura poesía visual y una obra de arte. Y no es obra maestra absoluta porque decae en su segundo tercio, cuando toca contar lo idílico, muy idealizado y naif, cuando se excede con la comedia por parte del diablo, un Emil Jannings cuya sobreactuación está muy bien al principio y al final pero que en esta parte casi sobra.

Ahora bien, cuando de pactar con el diablo se trata, que son los cuarenta primeros minutos, el poderío visual de una película que va camino de cumplir un siglo es, simplemente, apabullante. Hay efectos y se notan, pero el diseño, la concepción artística, las trasparencias, el humo, el viento, y sobre todo, la escenografía puramente expresionista, sobrecogen porque consiguen meterte dentro de la propia historia. Y también en su último tercio la película vuelve de nuevo a sobresalir porque Murnau retrata como nadie, tiene incluso una visión poética, el sufrimiento injusto, el desprecio y lo peor del ser humano. Hay un plano poderosísimo de una madre en la nieve que se te queda clavado en la mente para los restos por muy alegórica que sea toda esta última parte pues es una adaptación que trata más vehementementea Gretchen (Camila Horn) respecto de cómo lo hace la obra de Goethe, con una clara intención.
 
Quizás sea Nosferatu (1922) la película más nombrada de Murnau, es muy buena pero las películas imprescindibles de Murnau son, en mi opinión, El último (1924), Fausto (1926) y una obra maestra absoluta como es Amanecer (1927). Películas que siempre es un placer revisitar, no se pueden olvidar.
9/10 - Muy buena


________________________________________________________________________________
Dioses y monstruos (1998)
Dir. Bill Condon

El acercamiento a los últimos días de James Whale basado en la novela de Christopher Bram El padre de Frankenstein resulta ser un sereno pero devastador retrato de la soledad al final, el desapego por todo lo que has llevado en la vida pues solo queda la vista hacia atrás en busca de comprensión o, quizás, redención. Ian McKellen está imperial, es verdaderamente James Whale en sus últimos y tormentosos días fruto de un ataque cerebrovascular que le lleva a la depresión y a los fantasmas del pasado. Tampoco está nada mal Brendan Fraser, por una vez.

Una película importante, interensantísma desde varios puntos de vista. De las que no se olvidan. Desde luego es interesante en su aspecto de "cine dentro del cine", que está muy bien tanto en la aparición de actores interpretando a los actores de por entonces, como en las referencias a las películas de Whale, sobre todo a La novia de Frankenstein. Y también en el retrato que la película hace de la abierta homosexualidad que James Whale mostró a lo largo de su vida en América. Pero sobre todo yo me quedo con la historia de soledad y pérdida de lucidez que se hace a través de un gran guion y de una interpretación sublime.

No es de extrañar que diecisiete años después el mismo director y actor volvieran con una película que casi quiere contar lo mismo pero con un persojane ficticio, Mr Holmes (2015). Sin embargo aquí la película no salió tan redonda.
8/10 - Notable

______________________________________________________________________________
Sherlock: las seis Thatchers (2017)
Dir.: Rachel Talalay

Decepcionante primera entrega de la cuarta temporada de la serie basada en el personaje de Conan Doyle. Más parece un rutinario capitulo de cualquier serie procedimental que un elaborado telefilm, cuasi película, que es como se puede considerar a muchas de sus entregas anteriores. Si bien la calidad técnica se mantiene intacta, está empezando a adolecer la serie de unos guiones interesantes, bien sea porque se opta por liarlo todo de manera que agote al espectador con tanto giro y retrúecano (Sherlock y la novia abominable), bien sea como en este caso, una historia insulsa y aburrida. Y muy poco creíbles que me resultan las andanzas de la señora Watson. 

En realidad es un capitulo que adolece de las interacciones Holmes-Watson y donde el detective es un mero investigador con apatía cuya dificil personalidad y sociopatía se diluyen en una especie de aceptación de la realidad social de su entorno. Y por este camino la cosa aburre y mucho.
Al menos el final que se le ha dado da cierta esperanza a que Sherlock vuelva a ser Sherlock en las próximas entregas.... veremos.

4/19 - Regular




________________________________________________________________________________
Marea negra (2016)
Dir. Peter Berg

Interesante dramatización del accidente que sufrió la plataforma petrolífera Deepwater Horizon en el golfo de México en 2010. Etiquetada como cine de catástrofes, se basa en hechos reales siendo esto lo realmente interesante, la labor explicativa de cuál fue la causa del accidente y de las consecuencias del mismo hasta que la plataforma fue desalojada por completo.
Aunque pueda parecer que la exposición del funcionamiento de la plataforma, de las causas del accidente, requiere de la utilización de excesiva jerga técnica, el caso es que no es así pues todo resulta muy entendible y la película hace un buen ejercicio didáctico cercano al documental con unos medios técnicos impecables (nominada al Oscar en efectos visuales y sonoros).
Lo malo de la película está en el relleno que tiene. Como el asunto del accidente y la evacuación de la plataforma no da para más de una hora, la pelicula recurre a presentarnos un poco a un par de personajes con el claro objetivo de que el espectador esté cerca de ellos y sufra por su destino. Muy poco original pues se recurre entonces al manido tema de la "happy family" americana con adobable niña y mucho amor. Hay que rellenar pero todo esto lastra mucho y corta el ritmo. Demasido uso del Skype mientras todo alrededor se va a pique.
Sin embargo, un personaje más interesante como el interpretado por Kurt Russell resulta bastante desaprovechado. Es el problema de la etiqueta "basado en hechos reales" que limita la imaginación y ciñe todo a la aburrida realidad.

6/10 - Interesante



------------------


Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

domingo, 5 de febrero de 2017

La llegada (2016). Interesante, pero con reservas

Fecha estelar: -305902.9
________________________________

La llegada (2016)
Dir.: Denis Villeneuve


La influencia que 2001: una odisea del espacio ha tenido y tiene dentro de buena parte del cine serio de ciencia ficción sigue siendo muy importante. Se puede ver perfectamente en La llegada de Denis Villeneuve donde la película de Kubrick influye tanto directamente, un ejemplo, en la manera de visualizar las monolíticas naves extraterrestres, como también indirectamente al parecerse tanto a Interstellar, la película de Christopher Nolan donde la influencia de 2001 es más que patente. Pero la influencia de Interstellar va todavía más lejos pues las ideas básicas que quiere transmitir la película de Villeneuve también están en Interstellar: en realidad el asunto de la ciencia ficción con extraterrestres no es más que el marco que se utiliza para contar “sentimientos” humanos.  Un verdadero problema para los que gustamos más de lo que aquí es, al fin y al cabo, el envoltorio. Porque está bien tratado, con cierta seriedad y verosimilitud, pero al final estamos abocados, porque es lo que quiere la película, a pasar de la respuesta de la humanidad y la curiosidad por lo desconocido para derivar todo hacia la sentimentalidad de lo humano a través de lo que una sola persona. Y entonces resulta que los extraterrestres ya han cumplido su papel en la historia. Es el principal motivo de que la película me parezca excelente en su primera mitad y simplemente aceptable en su segunda.

No me parece que Denis Villeneuve sea un director del montón pues, aunque sus películas parecen no quedar del todo bien rematadas, al menos sí que apuesta por un estilo narrativo diferente, pausado, con un cierto aire independiente y eligiendo historias que, mejor o peor estructuradas, dejan poso y permiten la reflexión. En el caso de La llegada ha sabido dotar a la película de una peculiar atmósfera fría e inquietante, visualmente impactante en su primera mitad. Claro que a todo esto contribuye también la buena fotografía,  la música de Jóhann Jóhannsson y unos efectos sonoros bien concebidos. Hay que apartar aquí todo lo referente a la relación de la protagonista (impresionante Amy Adams) con su hija, escenas en la que algunos han querido ver influencias de Terrence Malick a través de su hipermegasobrevalorada El árbol de la vida.


Y hasta aquí los aspectos de la película que permiten su valoración de interesante porque el resto tiene bastantes pegas que la alejan y mucho del pedestal donde están 2001 e Interstellar. La historia que aquí se cuenta está basada en un relato corto de Ted Chiang, relato que leído a posteriori veo que queda más o menos bien reflejado en lo esencial. Pero es un relato corto y la película dura dos horas. Hay que rellenar y resulta que todo ese relleno es muy poco original, predecible y realmente poco trabajado, sobre todo lo relacionado con las acciones de ciertos militares y también con los chinos. También es un problema que plantees al espectador una serie de reglas para luego saltarlas según la conveniencia del director. En este sentido la película es muy tramposa ya desde su inicio. Es tramposa con premeditación con cierto “flashback” y con la actitud distante y pasota que muestra la protagonista en esos momentos posteriores pues solo pretende (el director) influir en los sentimientos del espectador, pero se salta las reglas. No cae el relato de Ted Chiang en este error pues la protagonista cuenta toda la historia como un recuerdo de algo ya pasado y el escritor juega muy bien con los tiempos verbales.


Es difícil comentar esta película sin hacer spoilers, pero estos errores de guion y/o fallos y trampas desmerecen bastante el resultado final, tanto más cuanto más se piensa y analiza la historia que te han contado. Me quedo con buena parte de la primera hora de película que es ciertamente interesante al plantear cómo sería un primer contacto con extraterrestres y las grandes dificultades de comunicación que se pueden plantear. En este sentido hay un par de novelas de Orson Scott Card que también reflejan muy bien las dificultades de comunicación con otras especies alienígenas, El juego de Ender en la parte final de la novela (la película casi que prefiero no recordar) y, sobre todo, su continuación La voz de los muertos.

Trailer:



Por otra parte, no entiendo de tantas dificultades de entendimiento si Spielberg ya mostró el camino, solo hacen falta cinco tonos. :)




Y aquí, un pentapoide... :)





------------------
Recuerda, amigo lector, que esta reseña está basada única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.