domingo, 5 de marzo de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Cuatro reseñas (nº LIX)

Fecha estelar: -305826.2
_____________________________

Películas reseñadas:

- Dr. Strange (2016)
- Patlabor 2: la película (1993)
- Que Dios nos perdone (2016)
- Animales fantásticos y dónde encontrarlos (2016)



______________________________________________________________________________
Dr. Strange (2016)
Dir. Scott Derrickson

Bluff... otra película más de superhéroes Marvel de uso rápido, de emoción inexistente y de destino final la papelera de reciclaje. Da mucha pereza porque casi todas están cortadas por el mismo patrón. Es que no llevas ni media hora y ya se ven las costuras, las etapas por las que hay que pasar.
Ni siquiera Benedict Cumberbatch la salva porque sus actuación suena como rutinaria. Empieza siendo una especie de Sherlock pero en cirujano para luego mandar a tomar viento cualquier convicción racional y pasarse al arte del baile por Locomía. Luego hay que tener bemoles en plantear lo que se puede interpretar, en última instancia, respecto del lugar donde se coloca la ciencia real frente al "curanderismo místico" cuando aquella no es capaz de dar una solución....., pero bueno, mejor no ir por este camino que se supone que esto es "fantasía".

Ni siquiera el asunto de "técnicamente impecable" asociado a estas películas sirve aquí porque en realidad lo que se ve no es ni original, que ya vimos una de Nolan, ni discreto sino más bien implementado hasta la reiteración y el cansancio. Pero lo peor es el guion, una historia tan "original" que es imposible predecir por dónde va a transcurrir. Es tan intrigante que no puedes dejar de mirar y, sobre todo, de escuchar para no perderte nada de lo que se dice dada la importancia que lo que se dice tiene para el devenir de la historia. #ModoIroníaOFF.

Un empacho de efectos visuales para una historia que es una macedonia de Batman Begins, Airbender, pequeño saltamontes, Origen, el pasillo de los atajos de Matrix, el día de la marmota o el día de mañana, otra puerta dimensional para el advenimiento del mal pero sin los cazafantasmas para impedirlo, etc, etc,... Pero, además, todo esto sin que se vea como muy serio, aderezado de chistes y chascarrillos muy del estilo marveliano no vaya a ser que la cosa resulte oscura y adulta y los nenes dejen de acudir porque no se enteran o porque les salpique la sangre. 
El cameo de rigor de Alan Lee, las escenas post-créditos para crear un supuesto interés en la siguiente,...,lo nunca visto.... o un sendero hacia la abulia que es lo que me producen estas películas. Pero lo seguiré intentando, que una vez de cada veinte surge un Caballero Oscuro aunque en Marvel parece que es complicado que esto ocurra.
4/10 - Regular 


________________________________________________________________________________
Patlabor 2: la película (1993)
Dir. Mamoru Oshii

Cuatro años después de Patlabor, Mamoru Oshii rueda una continuación de las andanzas de la segunda sección policial de la policía móvil Patlabor de Tokio. Y tal como ocurriera en la primera parte, es inevitable ver en estas películas el germen del Ghost in the Shell que Oshii dirigió solo dos años después, y de su continuación posterior.
Catalogada en el género de Mechas, la película en realidad tiene muy poco de estos robots pilotados por humanos y sí de una compleja trama de investigación político-militar situada en un hipotético Tokio del año 1999 que no difiere del real de por entonces pero con estos robots formando parte de las necesidades de la sociedad, desde el uso militar al de la construcción.
Tal como ocurriera en la primera película, Oshii no se entretiene en presentar personajes. De hecho es una película muy coral que relega el protagonismo de los miembros de la sección centrándolo más en los dos mandos de la misma, dando por sentado que el espectador conoce bien las actividades de la sección 2 y entrando a saco en lo que le interesa, una trama político-militar compleja y adulta que precisa de amplios diálogos que no solo guían en el intrincado plan maestro del autor que maneja los hilos o guían en la situación política del país y del mundo en que se desarrolla, sino que también se introducen en amplias disquisiciones morales y filosóficas acerca de la guerra, la paz, los negocios y el papel que tiene el Japón en los conflictos mundiales después de la derrota de la Segunda Guerra Mundial. Es anime, pero es anime serio y adulto.
Lo dicho, el germen de GITS está en esta película y en su anterior primera entrega. Y no solo respecto del tipo de tramas político-militares-corporativas intrincadas y complejas, sino también en el diseño de escenarios urbanos o en los vehículos militares, las armas y los robots. En este aspecto las películas de Oshii alcanzan un grado de perfección difícilmente superable. Y también la imprescindible y perfectamente reconocible música de Kenji Kawai autor de cabecera asociado a Oshii con quien ha elaborado importantes bandas sonoras.
Por poner un pero: aquella pátina comiquera que tenía la primera parte resultado de un estilo de dibujo y de una animación tradicional (similar, por ejemplo a la que se puede ver en el Akira de Ôtomo) ya no está tan clara en esta película. O al menos no me lo parece.

7/10 - Buena


________________________________________________________________________________
Que Dios nos perdone (2016)
Dir. Rodrigo Sorogoyen

Madrid, verano de 2011. Crisis económica, Movimiento 15-M y millón y medio de peregrinos que esperan la llegada del Papa conviven en un Madrid más caluroso, violento y caótico que nunca....
Así empieza la sinopsis de la película. Debe ser un ejemplo de sinopsis engordada o impostada porque nada de lo que se dice en esta parte es relevante para lo que se desarrolla en la película. Quizás sí, un poco, "la calor", pero no mucho.
Una película que va de más a menos, que tiene la capacidad de captar tu interés por el caso que tienen que resolver los policías pero que se va diluyendo entre las vidas privadas de los protagonistas que aportan muy poco más alla del arquetipo. Una por el carácter temperamental al borde de la violencia y la otra porque Antonio de la Torre parece que últimamente siempre hace el mismo papel. ¿Es buena una actuación basada en la inexpresividad más absoluta? Porque es que siempre muestra la misma cara de palo, soy incapaz de captar los matices de una interpretación que ya ví en "Caníbal" y en "Tarde para la ira"
Pero bueno, apartando la paja de la historia, entre medias queda el caso policial y las relaciones entre los compañeros. Irregular porque su evolución y resolución final me resulta bastante decepcionante. Caso aparte es la poca sutileza a la hora de "mostrar". Siempre de forma totalmente gratuita y sin aportar absolutamente nada a la historia, más bien lo contrario. Quizás se tome como muestra de una dirección valiente y transgresora cuando, bajo mi punto de vista, solo es muestra de la falta de elegancia y una incapacidad de mostrar el misterio asociado al thriller supliéndolo con tres bofetadas al espectador para que despierte. Y encima aderezadas en esos momentos con unos diálogos de vergüenza ajena.
Luego decimos que es un tópico lo de que no hay película española sin sus desnudos gratuitos. Me quedo con las autopsias de" El silencio de los corderos". En realidad tienen el mismo objetivo investigador, pero no son lo mismo. Hay un mundo de diferencia. Es la chabacanería castiza frente al horror y el misterio que hay que resolver.
5/10 - Pasable



________________________________________________________________________________
Animales fantásticos y dónde encontrarlos (2016)
Dir. David Yates

No suelo ser seguidor del universo de J.K. Rowling más que nada porque solo encuentro que sus historias son una combinación de multitud de elementos tomados de diferentes lugares para formar algo que en modo alguno resulta original. Vamos, un pastiche. De hecho, me cuesta mucho trabajo poder ordenar las películas de Harry Potter (menos la primera, que los protagonistas son aún unos críos) porque casi todas son iguales. Siempre hay una excepción, el Prisionero de Azkaban sí que es oscura, es buena película.
Y estos Animales Fantásticos también resulta ser al final una buena película. Y mira que le cuesta arrancar, casi una hora. Es esta primera parte una especie de Men in Black (1997) con magos y criaturas sueltas por Nueva York en 1926. Algo poco original como era de esperar y bastante aburrida si no fuera porque al menos el diseño de producción de la película, la recreación de Nueva York en los años veinte del siglo pasado es muy buena y consigue sujetarte un poco a la butaca. Curiosamente, es cuando la película deja de lado el asunto de la caza de animales fantásticos y se pasa a resolver asuntos de magos cuando empieza a captar mucho más mi interés. No precisamente porque la historia sea nada del otro jueves sino porque los efectos especiales empiezan verdaderamente a asombrar y las escenas y lo que se cuenta en ellas llega un poco más gracias a la gloriosa banda sonora que ha compuesto James Newton Howard para esta película.

7/10 - Buena




------------------


Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada