domingo, 29 de enero de 2017

Star Trek Beyond (2016). Nadando a contracorriente

Fecha estelar: -305921.0
__________________________

Resulta curioso comprobar que el grado de aceptación por parte del público y de la crítica de esta tercera entrega de la nueva línea temporal de Star Trek ha sido considerablemente menor a la que tuvieron las dos primeras. Resulta curioso porque en mi caso ha ocurrido todo lo contrario. La nueva línea temporal ya se conoce oficialmente como línea alternativa Kelvin o línea del tiempo Kelvin, el nombre de la nave de la Federación, el U.S.S. Kelvin, que resultó destruida por una nave minera Romulana al inicio de la película que dirigió J. J. Abrams en el 2009. Es una línea temporal a la que mi obtusa y anclada en el pasado devoción por el universo trekkie le resulta, diciéndolo suavemente, como bastante penosa. Aunque se ha visto considerablemente suavizada en esta tercera entrega de la que ya no esperaba nada. Y, aunque le sigo teniendo bastantes pegas, en esta película no están relacionadas con el ultraje al canon de Star Trek que pienso han sido las dos películas guionizadas por Alex Kurtzman y Roberto Orci, dirigidas por J. J. Abrams al que, por ahora, considero un excelente vendedor de humo. Las pegas aquí están en la poca originalidad de la historia y, sobre todo, en la dirección de Justin Lin cuando de rodar acción se trata. Nada original, todos son iguales.






Poster homenaje a la primera película
de Star Trek
Star Trek Beyond sí que presenta algunas diferencias con las dos entregas anteriores, diferencias que la acercan más a lo que se podía ver con la tripulación original de la serie, de sus películas o incluso a la tripulación del capitán Picard. Quizás el motivo sea que aunque los señores importantes de las dos primeras películas siguen ligados al proyecto, ahora lo hacen en labores de producción y parece que el retiro a los despachos y la delegación en otros para con el guion y la dirección ha resultado beneficiosa para el producto. Siento no estar en la corriente mayoritaria pero por mi parte no puedo estar más agradecido a la franquicia de Star Wars por llevarse a J. J. Abrams y alejarlo de Star Trek, al menos alejarlo de su intervención directa. Lo malo es que también en Star Wars ha dejado “su huella” y ha creado división.
Star Trek, la película (1979)











Star Trek Beyond no es que tenga una historia muy trabajada ni original, más parece un episodio doble de la Nueva Generación pero con el capitán Kirk y sus “dicharacheras” hazañas. Pero al menos tiene tiempo para que casi todos los miembros importantes de la tripulación tengan sus momentos y la primera hora de película sí que termina recordando al Star Trek de siempre. Un mérito del guion presentado por Simon Pegg (Scotty) y Doug Jung que consigue una película correcta de Star Trek sin sobresalir especialmente. Más o menos como lo fue, por ejemplo, Star Trek Insurrección (1998) dentro de las películas con la tripulación de Picard, una película correcta a la que, en cierto modo, Star Trek Beyond se parece bastante.

Krall, un villano bastante desaprovechado tanto por el actor como por sus actos en la historia

Pero,…. ¡ya empezamos con los peros! Tiene un villano muy desaprovechado, porque colocar a un actorazo como Idris Elba detrás de una montaña de maquillaje lo maltrata en demasía, y tiene a un Spock bastante apagado y con poca relevancia o influencia en el devenir de la historia. Menos mal que entre sus aciertos se tiene el detalle de emparejarlo bastante tiempo con el doctor McCoy para unos diálogos sarcásticos y pullas entre ellos tal como siempre ocurría en la serie original. También tiene alguna tontería-postureo con Sulu que no me resisto a comentar porque si pretendía ser un homenaje al propio George Takei, creo que no le hizo mucha gracia.

Estación espacial Yorktown. Millones de personas en una megaestación fronteriza y frente a una nebulosa inexplorada.

Luego viene lo malo, la fantasmada de estación espacial fronteriza que se diseña, la pirueta y el doble tirabuzón, la acción rodada de manera que ni te enteres, ya sea en el espacio, ya sea en tierra. Utilizar quince planos en diez segundos para las escenas de acción, desaprovechar unos buenos efectos especiales para no ver nada, el temblor de cámara…. lo habitual en el cine del siglo XXI…

Pero bueno, en cualquier caso resulta un interesante intento de acercarse más al Star Trek clásico que, como viejo fan de todo este universo, me gusta mucho más. Ahora bien, tal como como se ha mostrado la opinión general y en virtud de la moderada recaudación, no creo que se vaya a seguir por este camino, si es que se sigue. Si los bolsillos no se llenan, los proyectos se detienen. Ojalá no sea el caso.

Trailers.



------------------


Recuerda, amigo lector, que esta reseña está basada única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada