martes, 19 de septiembre de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº LXXVIII)

Fecha estelar:  - 305283.3
_____________________________


Películas reseñadas:

- Wonder Woman (2017)
- Kizumonogatari (2016-17)
- The chronicles of evil (2015)


________________________________________________________________________________
Wonder Woman (2017)
Dir. Patty Jenkins

En el cine comercial americano, de un tiempo a esta parte, el nivel de autocomplacencia es tal que en todo un año no hay manera de encontrar un solo título que elevar siquiera a la categoría de cine estimable o notable, un nuevo título para guardar en la estantería de películas que merecen la pena tener para poder ser disfrutadas más veces. Eso ya solo pasa en contadas ocasiones en el cine que se produce y distribuye mundialmente desde los grandes estudios americanos, especializados hoy en generar productos de usar y tirar. Pero bueno, este nivel de autocomplacencia también se alimenta de la poquísima exigencia del espectador que parece no cansarse de que le den siempre lo mismo. 

El caso de Wonder Woman ha sido una nueva decepción dentro del género de superhéroes en general y también dentro del universo extendido de DC en particular. Y con todo, y hasta ahora, las películas de estos superhéroes me habían parecido mucho más interesantes que las que hace el vecino de enfrente, siempre repletas de tonterías. Ahora bien, es quizás una especie de acercamiento a hacer las películas como las que hace el vecino de enfrente, el abandono del tono, cierta profundidad y seriedad lo que, particularmente me resulta decepcionante. 

Dejando a un lado que Gal Gadot lleva muy bien el papel, circunstancia poco complicada si ya como persona real eres una diosa, dejando tan bien a un lado la actuación bastante cumplidora de Chris Pine y asumiendo que el nivel de la producción es casi irreprochable como debe corresponder a un presupuesto de 150 millones, estamos oooootra vez ante la película inicial de un superhéroe que esta vez pretende mezclar mitología griega con “historia real”.

Pero vamos a ver, vale, que sí, en serio, pero ¿otra vez los alemanes son los malos? ¿En la Gran Guerra también? Y lo peor, ¿me traes otra vez a una especie de oficial proto-nazi, todo un cliché, también al ejército alemán de la Primera Guerra Mundial? Pues sí, este el nivel de la historia que se monta aquí. Es por donde viene la decepción, por el insulso guion. Aburrido es decir poco, que también es previsible. Al malo se le ve venir desde lejos y lo cierto es que es muy decepcionante comprobar que el actor compone casi exactamente la misma actuación como malvado, aunque menos asquerosa, que la que también hace en una decepcionante tercera temporada de una serie de este mismo año. No digo más. 

En fin, entre tanta insulsez siempre es un placer ver a Gal Gadot pasearse por la película. Eso sí, con muchas poses. Ni una sola gota de sangre para un film ambientado en la Gran Guerra, con una historia sobre la guerra química que no tiene nada que ver con lo que ocurrió de verdad y un par de patadas usando lenguaje pseudocientífico que siempre duelen. Se suele decir que hay que entrar en la película, en la historia, disfrutar de lo que se está viendo haciendo vista gorda sobre los detalles. Hay veces en que sí tiene lugar esa predisposición…, pero hay veces que no y éste ha sido el caso. Seguramente porque la acumulación de “cosas que te sacan de la película” es excesivo. Y hay más, pues hay actrices muy desaprovechadas. Ves en el cartel a Robin Wright como tercera del reparto y luego el decepcionante papel que tiene y es inevitable salirse de la película para soltar un bluff. Y también ocurre con las muchas posibilidades que ofrece el papel doctora que interpreta Elena Anaya, pero luego solo se limita a pasar por allí. Un CGI que canta por peteneras en ocasiones, sobre todo en los saltos, y con una dirección de Patty Jenkins que parece clónica de una película de Zack Snyder en cuanto al abuso de la cámara lenta o planos estáticos con poses pictóricas se refiere, que es el típico sello de Snyder, para eso es productor.
---------
Me ha resultado inevitable recordar al principio de la película a Fry y a Zapp Brannigan y lo mal que lo pasaron cuando fueron sentenciados a “muerte por kiki”.

5/10 - Pasable

______________________________________________________________________________
Kizumonogatari (2016-17)
Dir. Tatsuya Oishi, Akiyuki Shinbo

El título “Kizumonogatari” está conformado por tres películas estrenadas entre el 2016 y el 2017. Pero son en realidad una sola película troceada en tres de 64, 69 y 83 minutos. Mi acercamiento a estas películas era totalmente ignoto tanto de la franquicia “Monogatari”, como del género y de la historia, solamente me llamó la atención el póster de la primera película. Resulta que Kizumonogatari se considera una especie de precuela de toda una retahíla de novelas ligeras escritas por Nishio Ishin que han sido adaptadas al formato anime. En cualquier caso: no creo que vuelva a pasar por esta franquicia fundamentalmente porque no formo parte de la demografía a la que va dirigida.

Kizumonogatari es una historia de vampiros. Al menos parecen vampiros aunque la mitología canónica se la pasan por el forro. En realidad es un shonen en toda regla que incluye todo lo que está constituyendo una plaga dentro de buena parte del anime: mucho, muchísimo moe, gesticulación exagerada, fetichismo y erotismo con los senos femeninos o con la ropa interior, historia sin sentido con multitud de alternativas porque sí,…, etc., etc. Personajes que no paran de hablar y hablar, no terminan de hablar y siguen hablando porque tienen que explicar continuamente las nuevas situaciones, las nuevas reglas. Todo muy aburrido. Pero es que, para colmo, en este caso no tienen nada mejor que hacer que estar intercalando continuamente rótulos con las mismas palabras en, supongo, un claro objetivo de sacarte de quicio.

Al menos se puede decir que parte de la animación es sobresaliente. Aquí se utiliza demasiado el ordenador, sobre todo en los anodinos fondos a los que se quiere dar aspecto realista incluyendo, incluso, fotografías reales. No es lo sobresaliente en animación, ni tampoco el bamboleo o el contoneo ( ). Lo interesante está cuando se ponen bestias y hay gore, ésa es la animación que sí que está muy bien conseguida, además utilizando diferentes técnicas. Poco más.

4/10 - Pasable


________________________________________________________________________________
The chronicles of evil (2015)
Dir.: Baek Woon-hak

Thriller policiaco surcoreano con bastantes más virtudes que defectos aunque el peso de éstos lo rebajan a película interesante.

Y entretenida. Una de sus virtudes es el ritmo que coge la película en 10 minutos. Va al grano y no se entretiene en nada secundario. Los primeros cincuenta minutos son realmente excelentes, pero entonces tiene lugar un primer giro y la cosa decae un poco en cierto modo, pero luego viene otro giro y ya es demasiado. No nos podemos librar en los thrillers surcoreanos de los acelerones que pegan pero que sabes que van encaminados siempre hacia finales enfrentamientos cara a cara. Bueno, esto también ocurre en la mayoría de thrillers de cualquier lugar.

Aunque no se puede decir que la película sea tramposa pues casi todo se cuenta desde el punto de vista del detective protagonista, es cierto que algunos giros están cogidos con pinzas, no el giro en sí sino la forma de presentarlo (un interrogatorrio, por ejemplo y no digo más). Pero la historia de detectives, policías y mente maquiavélica resulta intresante y entretenida por la virtud de tener un ritmo que no descansa en los escasos 100 minutos que dura. La música ayuda.

Ma Dong-seok, que por aquí ya está bastante cachas para repartir ostias a zombis en su siguiente película (Train to Busan), tiene un papel bastante desaprovechado para un actor muy reconocible en excelentes películas surcoreanas.

6/10 - Interesante





Nº de películas reseñadas en el blog: 315
-----------------------------------------------------------------------------------
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

martes, 12 de septiembre de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº LXXVII)

Fecha estelar: - 305302.8
_____________________________


Películas reseñadas:

- Rey Arturo: la leyenda de Excalibur (2017)
- Himeanôru (Himeanole, 2015)
- Los próximos tres días (2010)


________________________________________________________________________________
Rey Arturo (2017)
Dir.: Guy Ritchie

Empecé a ver esta versión de la leyenda Artúrica hace unos días, pero estaba cansado y paré la película después de una hora, ya seguiría otro día.
Eso sí, tan impactado estaba de lo que estaba viendo que ni me acordé de la película hasta diez días después. Y resulta que la segunda parte es todavía peor que la primera.

Y no lo es precisamente por meter tanta fantasía y magia, o por lo estético o artístico, o ni siquiera porque la estructura de la historia sea la de siempre, que el patrón narrativo del viaje del héroe no se lo salta nadie. Todos estos aspectos con otra dirección quizás hubieran dado lugar a una entretenida película para pasar un buen rato, pero no. Y lo peor es que el sr. Guy Ritchie se gusta tanto que va a más y más, y la ida de olla, la desmesura en la segunda parte solo alimenta la desgana ante lo que estás viendo.

Cualquier tontería se puede aceptar si el producto entretiene, incluso ver al rey de Inglaterra con un ejército de ninjas o personajes caracterizados como lo están aquí, puro estereotipo, o, incluso ver una especie de Skull Knight vs Guts (Berserk). ¡Pero sólo una vez por Dios! ¡Qué pesadez con el flashback y las veces que lo repite!

Está claro que el estilo video-clip/videojuego, la cámara lenta o parar la imagen, la puñetera música, el estilo narrativo de este director no es plato de mi gusto, me aburre y se repite más que el ajo.

En 1981 John Boorman dirigió “Excalibur”, sobre la leyenda artúrica es un peliculón que todavía no ha sido superado. Recuerdo ahora las notas de la “Muerte y marcha fúnebre de Sigfrido” en el apoteósico final de esta película de Boorman y todavía se me ponen los vellos de punta.

4/10 - Regular



______________________________________________________________________________
Himeanôru (Himeanole, 2015)
Dir. Keisuke Yoshida

Basada en un manga, Himeano-ru (2008-2010), de Minoru Furuya, que por estos lares está inédito incluyendo fansub, la película que ha resultado del mismo sí que es un buen ejemplo de que existen live-action basados en mangas o animes que son buenos.

Es imposible reseñar esta película sin desvelar su estructura lo cual se puede considerar que es spoiler aunque el propio tráiler ya lo hace. Pero si te enfrentas al film sin saber absolutamente nada te encontrarás con una película que, seguro, te va a dejar descolocado.

A partir de aquí la reseña cuenta la estructura de la película, aunque no dice nada que no se vea en el tráiler…..
.
La película está divida en dos tramos muy claros, tanto que incluso los títulos de crédito no aparecen hasta pasados los 45 minutos. Es raro, pero desde entonces la tonalidad de la película pega un giro, incluso la forma de rodar y encuadrar cambia y la fotografía se oscurece mucho. La primera parte es la que más puede costar pues no esperas una especie de comedia romántica de enredo con un par de personajes bastante patéticos y mucho humor japonés al que hay que pillarle el paso. Algún detalle raro hay en esta parte que te hace sospechar pero claro, si ves que uno de los patéticos es Tsuyoshi Muro, actor extravagante en extrañezas como Hentai Kamen (las dos películas), no puedes dejar de pensar que estás viendo una comedia japonesa pasable que al menos te saca un par de risas. Pero entonces viene la otra película, o empieza. Está catalogada como película se terror, pero no lo es.

Ahora bien hay pocos miramientos y la violencia es bastante explícita. El humor negro sigue pero cada vez menos y el thriller sangriento te pega un bofetón de interés que ya no para hasta el final.
Aunque la motivación última del acosador es poco original y el recurso al parón para el flashback explicativo es muy habitual en este cine japonés, el actor Gô Morita lo hace verdaderamente bien, inquietante siempre y muy impredecible. Más aún si ves algunos vídeos del grupo J-pop al que pertenece (V6)… ¡menudo cambio!

Una película, como poco, sorprendente.

7/10 - Buena


________________________________________________________________________________
Los próximos tres días (2010)
Dir. Paul Haggis

"Los próximos tres días" resulta ser un remake de una película francesa estrenada solo dos años antes que particularmente no he visto. Fue especialmente vilipendiada por la crítica fundamentalmente por tramposa o poco verosímil. Pues la verdad es que no me lo ha parecido, porque es película donde la meticulosidad del guion y, sobre todo, del montaje, no muestran para nada esas supuestas trampas. Lo de la verosimilitud es otro asunto, pero tampoco es para tanto.
Se esfuerza mucho Paul Haggis en ser explicativo pero usando poco el diálogo. Unas veces viene bien (la forma de actuar de la policía, la supuesta trampa, está anticipada si estás atento), otras resulta demasiado reiterativo. Es el problema de la película, que se alarga demasiado, sobre todo en su primera mitad o con escenas repetitivas (véase las visitas a la cárcel).


Un thriller interesante y bien realizado al que solo se le puede achacar momentos iniciales de un ritmo demasiado lento y frío. Otro achaque quizás, la escena final de la pareja de policías en el aparcamiento. Particularmente me sobra, que no es necesario saber nada sobre el asunto, mejor cada uno con sus elucubraciones.


6/10 - Interesante






Nº de películas reseñadas en el blog: 312
-----------------------------------------------------------------------------------
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

martes, 5 de septiembre de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº LXXVI)

Fecha estelar: -305321.5
_____________________________


Películas reseñadas:

- Death Note (2017) 
- Hangmen Also Die! (1943)
- Transcendence (2014) 

______________________________________________________________________________
Death Note (2017)
Dir. Adam Wingard

Enésimo ejemplo americano de cómo se debe destrozar un buen producto que ya estaba bien definido. A la altura de la versión americana de Dragon Ball.

Particularmente no es que Death Note me entusiasme, quizás solo la primera parte del anime, pero lo que se hace aquí es simplemente tomar la idea general para montar un tostón y además bien simplificado, no vaya a ser que alguien no lo vaya a entender.

Una película que cambia totalmente las personalidades originales de los protagonistas. Lo peor es, desde luego, lo de Light, un gilipollas que a los tres minutos se pone a gritar como una histérica cuando ve a Ryuk, y además un calzonazos. Increíble, es que no tiene nada que ver con el original. Pero peor también es lo de la Misa americana, una teenager manipuladora que con nada más que postureo consique un perrito faldero. No tiene absolutamente nada que ver con la Misa japonesa. Y para terminar con la cuota interracial lo de L, que es para echarse a llorar. Mención aparte es que, además, los actores elegidos son, como mucho, mediocres (me vuelvo a acordar aquí, es inevitable, de los grititos de nenaza de Light cuando ve por primera vez a Ryuk).

Se intenta suplir la falta de carisma de estos personajes y la anodina historia de adolescentes americanos llena de clichés, que no falta ni el baile de instituto, con un poco de casquería en las muertes. Ryuk está tan mal hecho que lo tienen continuamente medio escondido en la oscuridad. Eso sí, solo se salva la gran voz que le pone Willem Dafoe al shinigami.
Y luego está lo de la música, más bien las canciones ochenteras, ¿más ganas de molar con más de lo mismo? ¿poner canciones molonas salva este despropósito?

2/10- Mala


________________________________________________________________________________
Hangmen Also Die! (1943)
Dir. Fritz Lang

Entre el año pasado y éste se han estrenado dos películas basadas en la Operación Anthropoid, El hombre del corazón de hierro (2017) del director Cédric Jimenez y Operación Anthropoid (2016) del director Sean Ellis. La primera sigue pendiente de ver y la segunda me resultó simplemente pasable. Desde luego hay más películas basadas en el atentado en Praga del alto oficial nazi Reinhard Heydrich y, sobre todo, de las aterradoras consecuencias que vinieron después. Pero la primera fue, sin duda,  Hangmen Also Die! pues fue rodada prácticamente mientras ocurrían los hechos y sin un conocimiento completo como se tiene hoy día de los detalles respecto de los verdaderos protagonistas. Claro que tampoco es lo que se pretendía, el minuto final de la película lo dice bien claro. Es una película poco conocida de Fritz Lang.

Hangmen Also Die!, que se tituló aquí “Los verdugos también mueren” y según IMDb no ha tenido estreno en España, no es una película más de propaganda en tiempos de guerra y el culpable es, desde luego, Fritz Lang. Con un presupuesto visiblemente ajustado, actores de serie B y rodando en estudio consigue una grandísima película lastrada quizás por lo rocambolesca que me resulta la resolución que adopta sobre todo porque alguno de los personajes empieza a hacer alguna tontería que no corresponde a lo que se ha venido viendo sobre él y porque el plan que se desarrolla resulta tan elaborado que el final parece precipitarse a partir de cierto momento. Sobresalen Walter Brennan como el Prof. Stephen Novotny y, sobre todo, Alexander Granach como el inspector de la Gestapo, Gruber.

Pero bueno, solo es un detalle porque la película es un ejemplo de cómo contar una historia, con un ritmo que no decae y en la que ocurren tantas cosas que hoy día nadie sería capaz de contar lo que aquí vemos en no menos de tres películas. No solo eso, mueve la cámara con sentido, muchas veces para llamar la atención al espectador, y compone con maestría escenas con pocos elementos, solo con la iluminación y las sombras. Incluyendo puro expresionismo tal como son las muertes fuera de plano y su sombría proyección. Siendo el guion del propio Fritz Lang junto con el escritor Bertolt Brecht, la película no está centrada en el atentado a Heydrich, operación de la que por entonces no podían conocer detalle alguno. A Heydrich solo se le ve en una de las escenas iniciales (con un histrionismo algo impostado) y pronto pasa la película a centrarse en la investigación para capturar al culpable y en la represión que tuvo lugar durante la misma aunque, evidentemente, inventando una historia y protagonistas. No así la represión, que realmente fue atroz.

8/10 - Notable

________________________________________________________________________________
Transcendence (2014)
Dir. Wally Pfister

Película más que interesante en su planteamiento y parte de desarrollo pero que se desfonda en su segunda mitad a la hora de elegir un camino de resolución excesivamente aparatoso, ruidoso y convencional.

Comete, en mi opinión, el error de empezar por el final y contar todo a modo de flashback, demasiada información relevadora que lastra las posibles alternativas de final pues el camino irremediablemente debe conducir a algo que ya te han hecho ver.

La idea de la transcendencia de la mente humana incluyendo la personalidad hacia la red de redes no es nueva, que el ejemplo más relevante lo tenemos en Ghost in the Shell (el manga de Masamune Shirow o el anime de Mamoru Oshii, no esa cosa que ha hecho Rupert Sanders). Es lo que verdaderamente me interesa de esta pelicula y es lo que se viene a contar en su primera parte. Pero luego la derivación de la historia no va por el camino que uno desearía y la película se me viene abajo.

Por un momento pensé que en el desarrollo de la historia se iba a ver algo parecido a lo que ocurría en "Engendro mecánico" (Demond Seed, 1977), al menos por esa vía la película podía derivar en algo interesante, pero no. Por supuesto tampoco elige el camino de GITS, más bien al contrario. Pero para llegar al final la película se vuelve muy excesiva y pierde mucha credibilidad porque por muchas máquinas de Von Neumann capaces de crecer exponencialmente, cuando en la película se empiezan a ver cosas sobrehumanas y que de la nada aparezca demasiado todo, con las alegorías inevitables al ser omnipotente,… puro convencionalismo y mucha traca, que es la típica solución.

Mención aparte merece la interpretación monocromática de Johnny Depp, inexpresiva y rígida. Por no mencionar personajes que están por el decorado sin saber exactamente para qué están. Sobre todo una vez que analizas todo lo que hacen en la película, como el que interpreta Kate Mara. ¡Qué sería de este mundo sin el típico antisistema!
En defintiva, una película que al principio promete, pero al final se desinfla.

6/10 - Interesante



Nº de películas reseñadas en el blog: 309
-----------------------------------------------------------------------------------
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

martes, 29 de agosto de 2017

Genius (Serie TV) - Albert Einstein, científico y humano

Fecha estelar: - 305340.3
______________________________


Genius (2017)
Dir. James Hawes, Minkie Spiro, Ron Howard


Serie de diez episodios producida por National Geographic sobre la vida de Albert Einstein. De las muchas biografías que hay sobre Einstein, esta serie está basada en la publicada por Walter Isaacson que recuerdo haber leído hace una década. Sin un alarde de producción excesivo ni necesario, una serie que resulta muy interesante para todo aquel que quiera conocer sobre la vida de Albert Einstein, los científicos con los que interactuó y trabajó, sobre la historia de la ciencia y un poquito (muy poco la verdad) de física. Una serie con buenas interpretaciones y que enseña historia. Eso sí, resultará mucho más disfrutable por parte de aquellos que conozcan a los personajes, la gran cantidad de científicos que aparecen y los logros por los que se les conocen.

Pero, además, la serie es interesante porque es valiente a la hora de contar que Albert Einstein fue un físico muy importante e influyente, pero también fue humano, muy humano, con virtudes y también defectos, que los tuvo pero que muchas veces quedan ocultados o ninguneados en aras de mantener una especie de mito, el científico más importante del mundo como machaconamente se dice en buena parte de los capítulos. No obstante no es que se trate de una serie crítica, pero es una serie valiente ya que si bien los hechos están contrastados, son los diálogos puestos en las escenas los que deben ser ideados para que todos esos hechos biográficos queden coherentes. El rigor histórico y la dramatización es lo que la hace interesante, no es tendenciosa ni oculta nada.
Johnny Flynn en el papel de Einstein (joven)

A partir de aquí, la reseña contiene spoilers, evidentemente sobre la vida de Albert Einstein.


Samantha Colley en el papel de Mileva (joven)
La parte más importante de la serie, que llega a ocupar más de seis episodios, se centra en los años de estudio de Einstein y, sobre todo, su relación y matrimonio con Mileva Maric. Es en este punto donde la serie es bastante valiente porque el comportamiento final de Albert Einstein con su primera esposa fue, es una opinión personal, reprobable. Mileva Maric era también una estudiante y científica muy capaz que tuvo que renunciar a una prometedora carrera por un embarazo gestante precisamente en época de exámenes de graduación, también por los impedimentos sociales de la época hacia las mujeres en la ciencia y también por el poco apoyo que tuvo por parte de Einstein a las ambiciones personales de su esposa. Aquí se muestra, sigue siendo una opinión personal, que Albert Einstein fue en realidad una persona bastante egoísta que finalmente se redime de alguna forma al reconocérselo a su hijo en las escenas finales de la serie. La escena en la que Pierre Curie se niega a recibir el premio Nobel si no se reconoce también a su esposa Marie Curie como artificie principal de las investigaciones sobre la radiactividad no está puesta en la serie porque sí.

Einstein y Mileva trabajan en el annus mirabilis




La serie solo se asoma un poco a la posible implicación de Mileva Maric en la Teoría Especial de la Relatividad, en realidad a su implicación en los trabajos publicados por Einstein en el que hoy se conoce como su Annus Mirabilis de 1905, incluyendo la explicación del movimiento browniano y del efecto fotoeléctrico que le valió el premio Nobel. No entra en discutir la autoría de los artículos o de las ideas, casi nadie duda de ello aunque hay controversia. De hecho la que es hoy teoría de la relatividad especial estaba muy madura y su planteamiento era inminente por varios candidatos, pero Einstein fue el primero. Ahora bien, la serie sí muestra que Einstein y Mileva trabajaron juntos en la elaboración redacción de los trabajos. Sin embargo, Einstein no puso ni una nota de agradecimiento cuando sí lo hizo respecto de su amigo Michele Besso en el artículo sobre la relatividad especial, y Mileva se lo reprocha en algún momento.

Eintein y Mileva en 1912


Después de 1906 la relación entre ambos se va deteriorando cada vez más, en 1912 Einstein empieza a entablar relación con su prima hermana Elsa (siendo de nuevo crítico, una mujer comprensiva que se adaptaba mucho más a las necesidades de un Einstein ya reconocido entre la comunidad científica). Por entonces Einstein se centraba en el que es con diferencia su trabajo más importante y por el que merece el mayor de los reconocimientos, la Teoría de la Relatividad General. Pero eso era en la ciencia, porque en lo humano el poco tiempo dedicado a la familia y la infidelidad llevaron al matrimonio hacia la ruptura final no sin antes mostrar unas condiciones que para seguir juntos impuso por escrito Einstein a Mileva que son para hacerlas mirar. La historia de Mileva Maric, desde sus deseos y ambiciones de estudiante hasta la realidad que vivió me resulta una historia muy triste, Einstein formó parte de esa historia y contribuyó en buena medida a que así fuera. Y no fue el único caso, que también podemos ver el triste final que tuvo la esposa de Fritz Haber, Clara Immerwahr, por las actividades militaristas de su esposo, aunque esto es una suposición de los historiadores. Pero Clara Immerwahr también fue una brillante química que vio frustrada su carrera debido a los estereotipos sociales de la época.

Mileva con sus hijos Hans Albert (el mayor) y Eduard




Después de la ruptura matrimonial de Albert Einstein y Mileva la serie se centra en la salida de Einstein de Alemania por la presión del nazismo, en su adaptación a la vida en Estados Unidos, su cada vez mayor papel activista político y pacifista (con contradicciones de nuevo dado su papel en el empujón que necesitó el desarrollo de la bomba atómica). Aquí la serie empieza a ser menos interesante y más convencional ya que lo que se cuenta es parte más conocida de la vida de Einstein. Ahora bien, Geoffrey Rush está en estos episodios simplemente espléndido, es que parece de verdad Albert Einstein.

Geoffrey Rush y Emily Watson


Geoffrey Rush no es Albert Einstein en todos los episodios, solo en los últimos cuatro en los que hay un cambio de actores para marcar el paso del tiempo. El papel de Einstein joven interpretado bastante bien por Johnny Flynn tiene una transición muy aceptable y creíble hacia Geoffrey Rush que, como he mencionado, lo hace espléndidamente. Por otra parte el papel de Elsa joven, interpretado por Gwendolyn Ellis pasa a Emily Watson. Mileva Maric ya va a tener poco protagonismo a partir de aquí, pero el error de casting en el cambio es muy notorio pues Samantha Colley, actriz que está también espléndida en su papel, tiene una belleza que no tiene nada que ver ni se parece a Sally Dexter, que interpreta a Mileva después de los años veinte.



---------------------------------------
Recuerda, amigo lector, que esta reseña esta basada única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.
 .




.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº LXXV)

Fecha estelar: - 305357.6
_____________________________


Películas reseñadas:

- Manchester frente al mar (2016)
- La momia (2017)
- Ma-seu-teo (Master, 2016)

________________________________________________________________________________
Manchester frente al mar (2016)
Dir. Kenneth Lonergan

Normalmente suelo llevar bien películas que están excesivamente alargadas, incluso disfrutar de ellas aunque sean dramones si consigo imbuirme en ellas tanto que nada más que la propia historia que se está contando es lo que interesa y nada consigue distraerme. No es el caso de Manchester frente al mar que ha resultado ser más larga que un día sin pan. Se empeña demasiado el director en distraer la atención alargando situaciones, eternizando planos ya sea con personas o sin ellas, repitiendo,.... pura pretensión y "modernez".

Un drama importante el del protagonista que resumido en pocas palabras bien pudiera bastar para cualquier telefilm y que con mucha pretensión te lo quieren colar como desgarradora poesía de la pérdida y la culpa. Porque lo que Kenneth Lonergan decide hacer es pasar olimpicamente de los recursos melodramáticos clásicos para hacer una supuesta modernez basada en distanciar la cámara en los momentos más importantes y, por si acaso, introducir algún conocido adagio no vaya a ser que todo resulte demasiado frio.

A lo mejor es que no confía en los actores para mostrar el drama y por eso no se acerca. Casey Affleck no cambia el gesto el 90% del tiempo, una interpretación sin matices que veo muy sobrevalorada. Pero es peor lo que se hace con Michelle Williams por lo poco que aparece, que no creo que sean más de tres escenas. Una de ellas es escena cumbre, el encuentro casual por la calle, y por una vez el director decide acercarse a los actores y dejarles actuar. Y Michelle Williams lo hace tan bien que consigue en tres minutos lo que no hace todo el resto de película.

5/10 - Pasable



______________________________________________________________________________
La momia (2017)
Dir. Alex Kurtzman

Menuda "joya" que se ha marcado aquí el sr. Alex Kurtzman para el inicio de una nueva "franquicia" que parece va a ser la resurrección de los clásicos de terror de la Universal.

Un despropósito del que se salvan, si acaso, los veinticinco primeros minutos cuando la película se quiere parecer (pido perdón) a Indiana Jones. Pero la cosa dura poco, que lo que aquí vemos es una mezcla de un montón de cosas para terminar llevando la película hacia el delirio tanto de la historia como de los actores, que parece que deliran. Creo que después de esos primeros minutos, cuando la acción se viene a Londres, la película pasa a ser comedia loca tal como demuestra el papelón que hace Russell Crowe que prácticamente no necesita maquillaje para su ambivalente papel. No se salva ni Tom Cruise, por muy voluntarioso que se le vea para la edad que tiene, aunque todavía aplaste zombis. Por cierto, desecados igual que en Lifeforce (1985).

Pero bueno, es lo que se puede esperar del sr. Alex Kurtzman que se está pasando a la dirección cubriéndose de gloria. Muy ligado últimamente a la "factoría" de J.J. Abrams no es de extrañar que sea un perfecto vendedor de humo. Muchos dirán que sus guiones, junto con el otro perpetrador, Robeto Orci, han revitalizado la saga de Star Trek a través de las dos primeras películas de la nueva línea temporal. No es mi caso, y me temo lo peor, que también está acreditado en la nueva serie de la saga.

Volviendo a la película, un ñordo señores, un ñordo.

3/10 - Floja


________________________________________________________________________________
Ma-seu-teo (Master, 2016)
Dir. Jo Ui-seok

En Master hay dos películas, una bastante interesante y otra bastante aburrida, cansina, predecible. En las dos películas tenemos a un policía como uno de los protagonistas principales. Su papel y actuación es manifiestamente mejorable.

Lo interesante que hay en Master está en su primera hora, la "primera película", con final incluido en forma de giro importante que lleva a afrontar luego la continuación de la historia en la "segunda película".

Desde el punto de vista estructural casi parece una copia de Death Note, el anime de Tetsuro Araki, con dos partes bien claras. Hay incluso una importante libreta cirulando por la película, pero solo es el macguffin.

En fín, una primera parte que resulta un interesante y trepidante thriller financiero con mentes brillantes maquinando planes que termina volviéndose, después, en una lenta y aburrida película del montón porque la historia tiene que terminar como tiene que ser, una especie de código Hays elevado a la quinta potencia.

No la salva ni Lee Byung Hun que al menos como actor casi siempre ha sido bastante cumplidor. Eso sí, a nivel de producción la película, como otros tantos thrillers coreanos, es más que solvente.

4/10 - Regular





Nº de películas reseñadas en el blog: 306
-----------------------------------------------------------------------------------
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

martes, 15 de agosto de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº LXXIV)

Fecha estelar: -305379.5
_____________________________


Películas reseñadas:

- Alien: Covenant (2017)
- El número 23 (2007)
- Guardianes de la Galaxia vol. 2 (2017)


________________________________________________________________________________
Alien: Covenant (2017)
Dir.: Ridley Scott

Muchas de las críticas que recibió Prometheus iban encaminadas a que la película tenía muy poco que ver con la película fundacional de la saga y su posterior continuación: el bicho. Y ello a pesar de que el propio director quiso dejar claro que era una película que explora su propia mitología e ideas desarrolladas como un precedente a lo que luego se podrá ver en Alien. Parece que, o bien el director, o bien la productora, o bien ambos, tomaron nota a las críticas y decidieron que la continuación de Prometheus tenía que parecerse mucho a las películas de la “primera saga”. 

Y así ha sido. Eliminando el componente terrorífico, que solo existió en la primera película, Alien Covenant se parece demasiado a la película original y a la secuela de James Cameron no en el sentido de tomar de estas películas anteriores un mismo espíritu, sino de copiar literalmente escenas cambiado solo algún elemento físico por otro parecido. Ahora bien, lo que hacía a Prometheus interesante y buena, a pesar de la “idiosincrasia” de sus personajes, era que ciertamente había un intento de contar una historia diferente, la historia de los ingenieros y cómo derivaría ésta en la aparición del xenomorfo. Pues esa historia en Covenant se ha quedado en un casi no llegar a ningún sitio. Aparte de que los tripulantes siguen haciendo demasiadas tonterías alejadas del sentido común. Supongo que no habrá sido fácil conjuntar de alguna manera la idea original que se tuviera de cómo debería ir la historia iniciada en Prometheus con la película que el fan quería ver y que no pudo encontrar en Prometheus. Y el resultado, Alien Covenant, solo muestra que Ridley Scott se ha plegado a lo que la industria demanda llevando la historia por el camino de lo convencional y lo previsible. Y mucho fanservice. Una pena. El personaje de Noomi Rapace no merece el final que le han dado por mucho que posiblemente luego veamos cuatro montajes alternativos. Algo muy típico si hablamos de Ridley Scott.

Aunque también puede ser que simplemente estén improvisando y dando bandazos porque no saben en realidad por dónde tirar y se dejan dirigir por el grado de aceptación. Lo cierto es que, por lo que se puede ver en uno de los cortos promocionales que preceden a Alien Covenant, hay algo que contar con los supervivientes de la Prometheus y material hay rodado. Es la parte de la historia que más me interesaba pero que aquí se ventila rápida e indignamente derivándola hacia el delirio de un personaje con el manido recurso de la idea criatura/creador. Aquí con reminiscencias claras, hablamos de Ridley Scott, a Blade Runner. 

Por lo que respecta al aspecto y acabado de la película, casi nada que objetar. La fotografía de exteriores, esta vez de Nueva Zelanda, es espectacular. La concepción artística en cuanto a criaturas sigue tirando de las ideas del ya difunto H. G. Giger y el diseño de los interiores de la nave colonial se ha vuelto más austero. Por fuera la Covenant parece una nave del montón aunque es normal darle alguna originalidad respecto de naves anteriores: en este caso se trata del despliegue de una vela solar. Aunque no es idea original pues, aparte de que se ha estudiado teóricamente como método de propulsión de naves espaciales gracias al viento solar, es algo ya se pudo ver en el episodio de 1995 “Exploradores” de Star Trek: Espacio Profundo Nueve y en la película Star Trek Insurrection (1998), aunque en estos dos casos era para propulsar la nave, no para la recarga de energía. Dejando a un lado las referencias a Star Trek que siempre me pueden, el aspecto visual de Covenant sigue siendo uno de los puntos fuertes de la película aunque lo conseguido en Prometheus me parece más espectacular en este sentido. 

La película no es que haya tenido un buen recorrido económico. En principio el director pretendía hacer la siguiente película (2018) situándola entre Prometheus y Covenant . Y después otra trilogía que sería la que enlazaría con la película de 1979. Mucha tela que cortar que, me temo, no veremos si la pasta manda. Ojalá no sea así por varios motivos, el principal es que este universo gusta, pero también porque hay demasiada gente devanándose los sesos por el ciclo vital del xenomorfo que, por lo visto, debe atenerse al canon desde el principio por mucho que estemos viendo en esta saga la proveniencia de la protocriatura. Otro asunto es si el conocimiento del origen que le han querido dar a través de estas películas, un origen tan terrenal, resta fuerza al mito que de la criatura existe en la película original y su continuación. Sobre este tema, de Alien Resurrección mejor ni hablar.
Alien (1979) es una obra maestra que por una vez tuvo una continuación muy buena. Pero, como ocurre en muchas sobreexplotaciones de películas fabulosas, todo lo que ha venido después se antoja, visto en perspectiva, como totalmente innecesario porque lo cierto es que consiguen desvirtuar muchas de las cosas que hacen mítica a la película original. Porque contar demasiado de algo sujeta tu imaginación, la obliga a circular por un camino y hace descender la historia original de 1979 al terreno de lo más mundano. Las dos secuelas de las dos primeras películas ya hicieron un flaco favor. Las precuelas prometían cuando se plantearon y la primera casi que lo consigue, pero viendo el rumbo que ha tomado Covenant, parece que será otra oportunidad perdida y más flaco favor para el Alien original.

Alien (1979) >> Aliens ((1986) > Prometheus (2012) > Alien3 (1992) = Alien Covenant (2017) > Alien Resurreccion (1997)

6/10 - Interesante




______________________________________________________________________________
El número 23 (2007)
Dir. Joel Schumacher

- Entretiene.

- Interesante en sus primeros dos tercios.

- Llega un momento en que alguien decide que hay que acabar la película y planta un desenlace muy pobre y con agujeros.

- Y previsible, que sa son nocecuantas películas que tiran por este camino.

- Casi se puede decir que la película tiene un mcguffin.

- Parece un poco pobre de medios.

- Hay que hacer un esfuerzo para creerse a Jim Carey.

- No hay que hacer ningún esfuerzo con Virginia Madsen. Jope!

- Todavía mucha gente no ha perdonado a Joel Schumacher por lo de Batman y Robin. Está estigmatizado haga lo que haga y de ahí muchas de las críticas.

- Suspense poco, pero al menos entretiene.

5/10 - Pasable
 

________________________________________________________________________________
Guardianes de la Galaxia vol. 2 (2017)
Dir. James Gunn

Más de lo mismo.
Técnicamente impecable, con unos efectos especiales inmejorables, una nueva y aburrida película Marvel. La inmersión de personajes digitales y personas reales roza ya la perfección consiguiéndose en este caso lo que viene a ser un truño muy bien envuelto. Pero bueno, siempre se puede combatir el bostezo y despertar al que está mirando a base de música guai para los cuatro o cinco videoclips con cámara lenta que hay que insertar y así demostramos el pastón que nos hemos dejado en postproducción.
Y desde luego, supuestos chistes y gracias que se sueltan continuamente. Y esta vez mucho más necesario porque la película no puede detener el bajonazo que tiene hacia la mitad, pero ni con chistes consigue salir adelante (ha habido un par de momentos en que creía que estaba viendo una de Piratas del Caribe).
Es de suponer que ante la falta de una historia que al menos interese un poco, el interés se podría conseguir a base de ir congeniando con los personajes que forman una “familia”…, pues tampoco. Si algún personaje me pareció interesante en la primera parte ése fue el de Nébula pues Karen Gillan lo hace bastante bien. Pues en esta segunda parte el devenir de su personaje y el giro final que tiene es de vergüenza ajena.
Una historia que es una tontería cualquiera que solo puede disimular sus carencias y previsibilidad jugando al despiste con música molona, postureo, chistes y momentos de acción trepidante y sin sentido que seguramente estarán muy bien hechos…., para el que haya podido ver algo. Que no nay nada como llenar la pantalla de un montón de cosas y que todas se muevan a lo loco para que termines hasta las narices de las escenas de acción. Vamos, igual que cualquiera de las películas de Transformers. Lo que pasa es que las de Michael Bay sí que se pueden defenestrar cuando resulta que son iguales que ésta.

5/10 - Pasable







Nº de películas reseñadas en el blog: 303
-----------------------------------------------------------------------------------
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

martes, 8 de agosto de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº LXXIII)

Fecha estelar: -305398.7
_____________________________

Películas reseñadas:

- El fundador (2016)
- Death Note: El nuevo mundo (2016)
- Prometheus (2012)



________________________________________________________________________________
El fundador (2016)
Dir. John Lee Hancock

La historia real de Ray Kroc, un vendedor ambulante que a los cincuenta años tomó la ida de un restaurante familiar en San Bernardino (California) y la acabó convirtiendo en la franquicia que es hoy McDonal's.

Una película interesante y bien llevada que descansa desde luego en el trabajo que hace Michael Keaton.
Bien ambientada, la película es lineal, no utiliza el recurso tan recurrente en los biopics del flashback, pero resulta muy entretenida y casi diría didáctica ya que plantea muy bien cómo fue el proceso de conversión de una idea en el imperio de comida rápida que es hoy. Ciertamente es lo que interesa de la película que no se desvía de ese eje central casi nada y cuando lo hace (la relación matrimonial del proganista) simplemente es para apuntar un par de detalles que el espectador sabrá entender con el avance temporal de la historia. Lo malo de todo esto es la sensación de poco aprovechamiento de algunos buenos actores que hay en el reparto, sobre todo el caso de Laura Dern que pasa sin pena ni gloria por la película. Pero bueno, es la consecuencia de que la película huye del género dramático y se acerca más al documental dramatizado.

Aparte de estar muy centrada en lo que quiere contar, lo que hace que esta película sea interesante es que huye de cualquier pretensión que no sea simplemente contar cómo ocurrieron los hechos. Los personajes no se plantean como buenos o malos, cada uno tiene sus motivaciones y objetivos y el sistema es el que es. La demagogia ya, si acaso, que la ponga el espectador.

6/10 - Interesante





______________________________________________________________________________
Death Note: El nuevo mundo (2016)
Dir. Shinsuke Sato

Diez años después de la finalización del manga y la aparición del anime, Shinsuke Sato parece que se decide a hacer una secuela en formato live-action con punto de partida en el final del anime. Vamos que quiere contar algo nuevo basado en las reglas del cuaderno. Pero el resultado ha sido más de lo mismo.

Pero bueno, como Shinsuke Sato había dirigido en el 2015 “I Am a Hero”, una de zombis a la japonesa con buenos resultados (solo la primera mitad de la película), se hacía necesario ver por dónde tiraba con los famosos cuadernos y las mentes maquiavélicas. No diré que el resultado sea malo, pero es aburrido con avaricia porque prácticamente es volver a hacer lo mismo con una historia algo más policial, sin “duelo de mentes” y con un superdetective privado que se pasa buena parte del tiempo haciendo el gilipollas a base de posturas y gestos.

La realidad es que, en mi opinión, el anime de Death Note es una buena historia representada en un anime bastante sobrevalorado. Fundamentalmente porque la serie se alarga y alarga innecesariamente aunque al menos se la finaliza como debe hacia la mitad. Hasta la mitad habría sido una serie muy notable, pero luego sigue y sigue otro tanto para otro nuevo “duelo de mentes” con nuevo personaje y así tener otro final. Allí el culpable era Tetsuro Araki, director que luego siguió demostrando el mismo modus operandi de alargar innecesariamente una serie en la primera temporada de Ataque a los Titanes: capítulos de 22 minutos de los que realmente se avanza en la narración 10 minutos, el resto es recordar y recordar lo ya visto.

La película de Shinsuke Sato no es fácil de seguir si no se sabe nada de lo ocurrido anteriormente, por tanto es necesario conocer o el manga, el anime o los live-action que se han realizado hasta la fecha, ya sea la serie o una película que hay por ahí. En cualquier caso el resultado es una película más del montón. Lo que suele pasar con los animes que se pasan a imágenes reales, que casi todos son del montón.

4/10 - Regular

________________________________________________________________________________
Prometheus (2012)
Dir. Ridley Scott

Antes de afrontar “Alien: Covenant” se hace necesario revisitar “Prometheus” para mantener más o menos fresca la historia. Ya veremos el resultado de la continuación, pero lo cierto es que Prometheus no es esa película que una gran cantidad de personas vilipendian a base de burlarse de defectos y de poner la película a parir haciendo supuestas gracias siempre sobre lo mismo. Porque los defectos los podemos ver todos pero se pueden tolerar muy distintamente porque, a pesar de todo, Prometheus es una buena película de ciencia ficción que plantea una historia interesante, tiene un diseño de producción impecable, una fotografía espléndida y se asienta en unos buenísimos efectos especiales. Visualmente todo lo que se ve es irreprochable y la historia engancha. 

Es necesario desde luego pasar por alto algunas cosas o imaginar que se podrían haber hecho de otra manera para llegar al mismo lugar. Muchas de ellas son precisamente utilizadas de forma generalizada, por tanto con una patente falta de originalidad, para la mofa del producto. Ahora bien, si lo que interesa es el conocimiento de la historia y el avance de la misma, que por una vez una precuela presenta una idea interesante, como un buen cuento de ciencia ficción que se presenta inmejorablemente envuelto, no es complicado simplemente imaginar que algunas tonterías que ocurren en esencia no afean el resultado de lo que se está contando. Y eso incluyendo el alucinante-totalmente-increíble momento “maquinita de pinzas con premio”, que ya vale.

La película es buena, pero no es excelente. En Prometheus se pueden ver más cosas de las que parecen relacionadas con Alien. No solo porque sea una especie de precuela y se vean las referencias en las imágenes y en el devenir de lo que se cuenta, sino también porque Ridley Scott enfoca la película hacia el misterio y plantea algunas escenas y situaciones que inevitablemente recuerdan su primera película. Es como si quisiera repetir la esencia de la primera parte de la película original aunque no pasa, desde luego, por la parte terrorífica. Y digo esto salvando las distancias, que Alien es una obra maestra a la que Prometheus ni se acerca. Pero también en Alien los personajes hacen tonterías fuera del sentido común.

Eso sí, la historia general está inconclusa, ha empezado bien. A ver por donde tiran en Covenant.
Como curiosidad mencionar que el diseño exterior de la construcción alienígena donde se adentran los tripulantes de la Prometheus es indudablemente de H. G. Giger, pero no estaba concebido inicialmente para Prometheus, sino que estaba concebido para el palacio del barón Harkonnen que Giger imaginó previamente cuando trabajó en el diseño artístico previo del Dune que Alejandro Jodorowsky no pudo finalmente hacer (solo Dios sabe lo que de ahí podía haber salido) según se puede ver hacia el final del documental Jodorowsky's Dune (2013).

7/10 - Buena






Nº de películas reseñadas en el blog: 300
-----------------------------------------------------------------------------------
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

martes, 1 de agosto de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº LXXII)

Fecha estelar:-305416.9
_____________________________

Películas reseñadas:

- Hana-Bi (1997)
- Infiltrado (2016)
- La cura del bienestar (2017)



______________________________________________________________________________
Hana-Bi (1997)
Dir. Takeshi Kitano

Sexto largometraje de Takeshi Kitano y primero en el que aparece actuando después de un accidente de moto que casi le cuesta la vida y que le dejó paralizado parte del rostro. Kitano dijo de este accidente que fue un inconsciente intento de suicido, como otra muestra más de la obsesión del director por la muerte violenta. Que este accidente influye en lo que se puede ver en Hana-bi me resulta más que evidente, más allá de que las propias pinturas que Kitano realizó mientras se recuperaba también aparecen en la película. Pinturas que, por cierto, se muestran en un orden tal que forman parte del rompecabezas que el espectador va resolviendo en las dos terceras partes de la película. La historia es muy sencilla, pero hay que recomponerla, tal como hace la esposa del protagonista con otro rompecabezas, el tangram chino y el número cinco. Y cuando todo está resuelto comprendes el final que va a tener, un final hermoso, conmovedor. Solo tres palabras dice la esposa en la película, tres palabras capaces de resquebrajar la más dura entereza de cualquiera que se haya sumergido en la historia.

No tiene sentido dar una sinopsis de esta película, es mejor no saber nada de ella. Una sinopsis recompone parte de la historia cuando es la propia película la que la trocea al principio para que a base de flashbacks y escenas del presente el espectador vaya recomponiendo una historia de violencia y una historia de amor y cariño, de los esfuerzos del protagonista porque ambas permanezcan separadas. La inexpresividad de Kitano puede resultar como muy forzada, pero resulta muy perturbadora. Sobre todo con la manera de mostrar la violencia, que casi siempre ocurre fuera de plano pero con el espectador plenamente consciente de lo que está ocurriendo. Kitano es un maestro de la elipsis, casi siempre termina sus escenas con una composición estática, como un cuadro, que la cámara lentamente recorre para que el espectador imagine qué es lo que ha ocurrido. Pero no lo hace solo con la violencia, también con lo cotidiano, un triciclo en el portal, unas zapatillas de niño, una fresa en un pastel, entones la elipsis se convierte en puro lirismo.

Spoiler a partir de aquí.
Y también lo hace en el final. Hana-bi es una película muy perturbadora mientras la ves, pero también es una película muy triste. Y ello a pesar de que Kitano no olvida su faceta cómica que aquí utiliza comedidamente solo cuando Nishi está con su mujer Miyuki. La visión que tiene Kitano del mar, de una playa vacía como lugar para poner un final es una constante en su cine y aquí también lo es. A lo lejos nos muestra a una niña (su hija en la vida real) volando una cometa, has completado el tangram, no necesitas que te muestre más, tres palabras dice Miyuki que te resquebrajan el corazón, la cámara se mueve hacia el mar, dos sonidos que estás esperando….

---------
La música corre a cargo de Joe Hisaishi, compositor que trabajó bastante con Kitano en sus primeras películas hasta llegar a Dolls (2002). En el año 1997 Hisaishi debía estar en uno de sus momentos cumbre porque, además de esta muy buena la banda sonora de Hana-bi, también compuso una obra maestra como es la banda sonora de Mononoke Hime.

8/10 - Notable


________________________________________________________________________________
Infiltrado (2016)
Dir. Brad Furman

Son tantas las películas sobre policías infiltrados en bandas y mafias que esta última es casi como un episodio más de una serie procedimental.

Ni siquiera Bryan Cranston salva esta vez el producto, imposible de salvar por un guion anodino y plano. Se basa en hechos reales y la realidad puede ser muy aburrida. No se atreve (o no sabe) salirse del tiesto de los hechos, no profundiza prácticamente en nada respecto de los personajes y resulta lo que ya se puede llamar un cliché en las películas de infiltrados. Hay tantas!!.
 

Si todo transcurre sin sobresaltos y no hay suspense alguno, ¿hay algo interesante?
 

Bien ambientada, el poco interés está en conocer cómo fue la operación c-chase. Lo que ocurre es que seguramente mañana ya se habrá olvidado.

5/10 - Pasable








________________________________________________________________________________
La cura del bienestar (2017)
Dir.: Gore Verbinski

Bastante buena película que se ha marcado esta vez Gore Verbinski, en mi opinión un director muy irregular que de vez en cuando ha conseguido hacer películas estimables. Particularmente le recuerdo como buenas su Un ratoncito duro de roer (1997), la primera de la saga de Piratas del Caribe (2003) y, por encima de todas ellas, Rango (2011).

Aunque La cura del bienestar tiene pegas, a Verbinski hay que agradecerle su empeño por salirse de la tendencia a hacer siempre la misma película, que es lo que está pasando con el cine comercial americano, que básicamente se ciñe a cuatro o cinco plantillas de película y todas son iguales. Y no es porque la historia sea de una gran originalidad, pero la introduce en una película que no esconde referencias e influencias en otros productos clásicos. Hay escenas en este Balneario que directamente me han recordado a El resplandor de Kubrick en cuanto a la importancia del lugar, en este caso el imponente balneario con pasillos geométricos, el movimiento de la cámara en los mismos y la importancia de las fotos…. pero, sobre todo en el final, Verbinski se deja influenciar por las películas clásicas de la Universal empezando por el primer El fantasma de la ópera, siguiendo por los propios escenarios que se ven y por el devenir de la propia historia. Pero, además, es que está muy bien rodada y visualmente es perfecta. Un buen diseño de producción que tira hacia el steampunk y un director que no tiene que recurrir a los típicos efectismos del terror porque, en realidad, no es película de terror. Lo mejor está en su primera mitad, donde la intriga está bien llevada para una historia con muchas reminiscencias a los cuentos e historias de terror clásico.

Sin embargo, hay algunas pegas. Verbinski se está acostumbrando a la lentitud a la hora de llevar sus películas y, ciertamente, hay momentos que da la sensación de ser una película demasiado larga. La otra pega es, por mi parte, la interpretación de Jason Isaacs que resulta demasiado aséptica, anodina y con pocos matices para un doctor que tiene la importancia que tiene en la historia.

7/10 - Buena








Nº de películas reseñadas en el blog: 297
-----------------------------------------------------------------------------------
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

lunes, 24 de julio de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº LXXI)

Fecha estelar: -305439.9
_____________________________

Películas reseñadas:

- Ghost in the Shell (1995)
- Ghost in the Shell (2017)
- John Wick, capítulo 2 (2017)


______________________________________________________________________________
Ghost in the Shell (1995)
Dir. Mamoru Oshii


Una reseña completa (con spoilers) en esta entrada:
http://laseccionnueve.blogspot.com/2017/07/GITS.html





9/10 - Muy buena












________________________________________________________________________________
Ghost in the Shell (2017)
Dir. Rupert Sanders

No tiene mucho sentido dedicar tiempo a una película que en general me ha gustado muy poco. Suelto unas cuantas ideas rápidas sin hilar demasiado.
Primero las buenas:
- Volver a ver Takeshi Kitano soltando tiros con su guiño/tic particular, recuerdos de Hana-bi, de Brother.
Pues ya está.
Por otra parte, como película única y sin tener en cuenta su origen:
- Una película sin alma, que en este caso particular es lo peor que se le puede decir. Es lo habitual en muchas películas actuales que las ves sin torcer el gesto en ningún momento. Con la misma cara palo que tiene Kitano.
- Culpable: la historia, sus personajes, nada hay en ellos que consiga de la implicación del que está viendo la película. No se hace esfuerzo por ello o el que se hace es baldío. Pasan cosas, previsibles a más no poder, los actores andan por allí, se rompen, pero te importa todo una mi....
- Michael Pitt (Kuze) es el actor más entonado aquí en su papel.
Pero la película no esconde su origen. Si esto se tiene en cuenta:
- Solo se menciona que la película está basada en el manga de Masamune Shirow cuando en realidad es una especie de precuela de la película de Mamoru Oshii pero copiando, literalmente, planos y escenas. Pero entonces, ¿es precuela, es reboot? Debe ser una “precuboot”. Curiosamente lo mejor que hay en esta película es, en realidad, una copia.
- Esto es un negocio, las películas están para hacer dinero. Los responsables de la película deben tener en muy poca estima la capacidad comprensiva de sus potenciales clientes para tener que reducir toda la complejidad que hay en la película de Oshii y el manga de Shirow a la historia previsible, resumida y explicada de siempre. ¿Otra vez con Frankenstein?
- Lo anterior es admisible si el producto da dinero. Creo que no ha sido el caso. Doble fallo, el económico y el artístico. En la película las cosas que pasan “porque sí” no son ni dos ni tres, ni cuatro ni cinco…., ni seis, ni siete…
- Aunque los miembros de la sección 9 están de bulto, excepto Batou y Aramaki, pues volvemos a ver a un grupo multirracial. Otra película asesorada por la ONU.
- Es de suponer que planos y escenas copiados del Ghost in the Shell de Oshii lo son por una motivación de respeto/guiño/homenaje al producto original…, y la realidad es que estos planos son los que despiertan al seguidor del producto de la torrija que está cogiendo. Y también muestran la poca originalidad del director y su equipo pensante, incapaz de dar una visión propia de este universo que tantas posibilidades ofrece.
- Porque también se copia de otros sitios, que hay momentos en la película que creía que estaba viendo A.I. de Spielberg.
- “San pasao” con los hologramas publicitarios para una megaciudad que copia de nuevo fondos de la original, pero con las calles semivacías.
- Mokoto Kusanagi, desde luego, no es Scarlett Johansson ni se le acerca. Actriz que en películas de acción siempre me ha parecido bastante limitada y que aquí lo confirma plenamente. Sus movimientos, los naturales y cuando está en plena acción, su lenguaje corporal me parece muy forzado, que anda (a mí me lo parece) como un rapero de baja estatura. Maneja las armas como si fueran de plástico.
- No sigo, que es peor. Una película que, desde hoy, solo merece ser azotada por el látigo de mi indiferencia.

4/10 - Regular

________________________________________________________________________________
Jonh Wick, capítulo 2 (2017)
Dir. Chad Stahelski

Segunda entrega de las andanzas de John Wick, básicamente es más de lo mismo pero con presupuesto aumentado que da pie a mejorar la primera entrega.
John Wick no está aquí para contar nada sobre su persona, está para dar ostias y cargarge al que sea necesario. Vamos que el evolucionar de su personaje desde la primera película es mínimo, ni es lo que se pretende. Es una película de acción muy bien rodada sobresaturada de muertes y puñetazos. Inverosímil en esta parte, sobre todo cuando parece un videojuego de pasillos y tiros, no es conveniente ponerse a pensar demasiado y mejor disfrutar de esta ensalada de ostias y tiros que, al menos, está bien rodada y montada, puedes ver la acción sin que la cámara te de un mareo, bien fotografiada la noche urbana y con música perfecta para la acción pura. Pero insisto, demasiado sobresaturada.
La parte que más interesa es aquella que parece sacada de un comic sin que sea un comic. Este mundo organizado de asesinos y mafiosos con moneda propia, zonas de tregua y una especie de "código civil" que les rige, con una estructura/maquinaria de funcionamiento vintage (si es que utilizan hasta ordenadores commodore!), .... todo esto es lo que hace interesante la propuesta. Y, además, el humor negro que tiene que te saca un par de carcajadas (con el asunto del Papa casi me parto!) y Keanu Reeves, actor al que este tipo de papeles que precisan de su inexpresividad, le vienen que ni pintados.
Una película interesante en el mejor sentido, da exactamente lo que verdaderamente ofrece sin pretender ir más allá. Muy disfrutable.

6/10 - Interesante




Nº de películas reseñadas en el blog: 294
-----------------------------------------------------------------------------------
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

lunes, 17 de julio de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº LXX)

Fecha estelar: - 305458.9
_____________________________

Películas reseñadas:

- La emperatriz Yang Kwei-fei (1955)
- The Italian Job (2003)
-  Gekijo-ban Psycho-Pass (Psycho-Pass: la película, 2015)


______________________________________________________________________________
La emperatriz Yang Kwei-fei (1955)
Dir.: Kenji Mizoguchi

Penúltima película de Kenji Mizoguchi y primera que rueda en color para esta adaptación de la historia de Yang Kwei Fei (719-756), nacida como Yang Yuhuan, que fue la última consorte y favorita del sexto emperador de la dinastía Tang, Xuanzong. En este caso, a diferencia de la versión más reciente del año 2015, “Lady of the Dynasty”, acercándose más al final real que tuvo la protagonista aunque evitando dar papel decisorio al emperador en este final que, por lo que se puede leer, lo tuvo. Esta versión de Mizoguchi mitifica más en inicio al dar un claro origen humilde a Yang Yuhuan, como si fuese el cuento de la Cenicienta y obviando su casamiento a los 14 años con uno de los hijos del emperador fruto de su relación con la también concubina Wu. (Desde luego no ayuda nada para con las pretensiones de estas historias cinematográficas saber que este emperador tuvo a lo largo de su reinado, aparte de la primera esposa y emperatriz, hasta 24 concubinas-consortes y no menos de cincuenta hijos que fueron príncipes y princesas).

Dejando la historia real a un lado, la película de Mizoguchi es, como tantas otras suyas, un dechado de puesta en escena y de cómo se muestra la misma a través del pausado movimiento de cámara. Y eso que los planos secuencia en esta película son básicamente descriptivos de los escenarios, con poco desarrollo narrativo en los mismos, circunstancia en la que Mizoguchi había mostrado su maestría en buena parte de su filmografía anterior. Pero, vista hoy, la principal dificultad que le encuentro a la película no es precisamente en su aspecto teatral, sino que se nota demasiado que es una historia imperial china interpretada por actores japoneses caracterizados para tal fin.

(Spoilers a partir de aquí)

A pesar de los reparos, Mizoguchi nunca defrauda en el cuidado tratamiento que hace de sus personajes femeninos. La película tiene tres momentos que cada uno por sí solo hace que una película “menor” de Mizoguchi sea obra maestra con respecto del cine que se hace hoy. En primer lugar toda la escena de escapada de Yang Yuhuan y el emperador por las calles de la ciudad, y también la escena donde descubre el emperador la presencia de Yang Yuhuan en sus habitaciones, entre velos mientras mira el cuadro de su difunta esposa. Algo tendría que decir Alfred Hitchcock de esta escena y su relación con la idea principal en “Vértigo”. Pero también puede ser una casualidad. Ahora bien, la escena final, la mejor con diferencia de toda la película es la preparación del ajusticiamiento de Yuhuan sin dialogo alguno, la puesta en escena del mismo, el pequeño traveling final de la cola del vestido mientras se acerca al árbol, las joyas que van cayendo después… una maravilla, un maestro a la hora de contar cosas que ocurren fuera de plano.

7/10 - Buena


________________________________________________________________________________
The Italian Job (2003)
Dir.: F. Gary Gray

Vaya por delante decir que la belleza de Charlize Theron me hace pensar que no es persona de este mundo. Es culpable de que la película tenga dos puntos más de los que merece.

Es la típica película de robos formada por el típico grupo de genios cada uno en su campo, que tienen incluso su típica presentación. Gente guay, típicos ladrones buenos que roban a ladrones sin pegar tiros. Aquí no está el típico chistoso, que todos lo quieren ser, pero con chistes malos. Y no podía faltar el típico malo que se gana su condición de odiado a pulso, para que no haya dudas.

Hay que desconectar demasido el cerebro para dejar pasar las situaciones inverosímiles que aquí se ven. Si se consigue desconectar, un entretenimiento sin más. Lo que pasa es que no aguanta un segundo visionado, que es mi caso, porque entonces empiezas a pensar que estas viendo una especie de Equipo A con Minis.

Spoiler
Una curiosidad, que estoy aburrido: en el año 2004 el oro se pagaba a unos 400 dólares la onza. Los lingotes que se ven en la película son los típicos de 400 onzas troy (12,4 kg cada uno). Cada lingote tenía un valor en el 2004 de 160.000 dólares. Si roban 35 millones, son 218 lingotes. En algún momento dicen que son 208 lingotes cuyo peso no es de 1200 kg como dicen, es de 2580 kg. Toca a 860 kg en cada maletero. Como para ir con las ruedas delanteras levantadas.
Vale, lo dejo.

5/10 - Pasable


________________________________________________________________________________
Gekijo-ban Psycho-Pass (Psycho-Pass: la película, 2015)
Dir: Naoyoshi Shiotani, Katsuyuki Motohiro

Dentro del anime de ciencia ficción, de entre las obras cyberpunk, de aquellas que han sido asequibles por estos lares, seguramente sea Psycho Pass la más relevante en cuanto a calidad del producto y, sobre todo, por el interés de la historia que se cuenta, el mundo ultra-tecnificado del siglo XXII en el que se desarrolla, la interacción de sus habitantes con el mismo y las cuestiones morales y filosóficas que se plantean. Un mundo, unas historias y unos protagonistas que claramente presentan muchos paralelismos con los que aparecen en Ghost in the Shell. Pyscho Pass surgió al revés de como suelen hacerlo estos productos ya que el anime fue primero y a partir de él, surgieron los manga, las novelas y otros productos.

Dentro del anime, Psycho Pass cuenta con una primera temporada emitida en el año 2012 que es excelente, muy recomendable, sobre todo la primera mitad de la temporada (una reseña aquí). Desde luego la serie dejó con ganas de más pero no fue hasta el 2014 cuando se emitió una segunda temporada que particularmente me resultó decepcionante (una reseña aquí). Hubo cambio de productora y de dirección, la calidad de la animación se resintió y la historia curiosamente no continuaba donde quedó la primera temporada en lo referente a seguir contando el destino de uno de los protagonistas principales. Ahora bien, la decepción principal de esta temporada vino por los mismos motivos que hacen de “Psycho Pass: la película”, un producto simplemente pasable. Y ello a pesar de que aquí, en la película, se vuelve con la productora original, Production I.G, que cuida mucho de la calidad de sus productos y también con Naoyoshi Shiotani que vuelve a tomar las riendas en la dirección.

El interés en la película está, desde luego, en que se trata de la verdadera continuación de la primera temporada de Psycho Pass. La verdad es que a película entra a saco y explica muy poco, es necesario y recomendable haber visto esta temporada de la serie para llegar a comprenderlo todo bien, aunque tampoco es que la historia de para mucho, que es ése el principal problema. Se desaprovecha mucho el rico mundo lleno de posibilidades que se plantea, una buenísima idea puesta al servicio de una manida y previsible historia con personajes muy planos, demasiado asépticos, desapasionados, neutros. Sobre todo Akane.

Es evidente que la falta de interés en lo que se cuenta es claramente una cuestión personal. Una pena que las historias que se cuentan en Psycho Pass no vayan por la senda deseada y se limite a contar historias ya muy vistas aunque sean enmarcadas en este futuro distópico. El fundamento y la esencia de este mundo se podía ver en la primera temporada de la serie pues los capítulos desarrollaban cómo era la convivencia de los personajes, los propios personajes evolucionaban y se resolvían historias originales que estaban inmersas y eran imposibles de concebir sin el contexto de este universo controlado por Sibyl.

5/10 - Pasable






Nº de películas reseñadas en el blog: 291
-----------------------------------------------------------------------------------
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -