lunes, 18 de abril de 2016

Cine, lo que vamos viendo. Cuatro reseñas (publicación nº 23)

Fecha estelar:-306702.7
_____________________________

Películas reseñadas:

- Mr. Holmes (2015)
- Ajeossi (El hombre sin pasado, 2010)
- El puente de los espías (2015)
- Ryuzo and his Seven Henchmen (2015)


________________________________________________________________________________
Mr. Holmes (2015)
Dir. Bill Condon

Película que solo es llevadera por la interpetación de Ian McKellen. El intento de humanizar el mito se queda muy corto, aburrido en su conjunto, perezoso para los cambios.
El problema está, claro es, en el nulo interés de una de sus tres tramas, la parte japonesa, que no hace sino ralentizar aún más la película. Pero, también, la poca enjundia del último caso que un Holmes nonagenario intenta recordar, que es el pretexto de su decisión y de la situación actual que cuenta el film. No me encaja esta situación final, esta decisión, en la mente analítica y aséptica del mito. Para redimirnos del sentimiento de culpa ya estamos los humanos. Esto no quiere decir que Holmes no sea humano, pero las motivaciones que llevan al personaje a su situación actual no es que no sean importantes sino que no calan en el espectador, ya sea porque no están lo suficientemente bien desarrolladas, ya sea por cómo están contadas, ya sea, además, por lo poco que deberían influenciar en la personalidad del detective. En la personalidad del detective que yo tengo en mi cabeza, claro.
Billy Wilder también humanizó al mito en La vida privada de Sherlock Holmes, y acertó mucho más. Este caso es, sin embargo, el de una película que promete mucho más de lo que realmente ofrece.
5/10 - Pasable



______________________________________________________________________________
Ajeossi (El hombre sin pasado, 2010).
Dir. Lee Jeong-beom

La historia que se cuenta en Ajeossi (El hombre sin pasado) ha sido contada un montón de veces en numerosas películas. A grandes rasgos: tenemos a nuestro héroe, que no es lo que parece, apartado del mundanal ruido, llevando una vida más o menos anónima y triste debido a un penoso hecho de su propio pasado. Pero hete aquí que aparece el desvalido, en este caso una niña, dentro de su universo cerrado, y aparece un “tocacojonessinescrúpulos” que va a provocar que finalmente aflore la vengadora bestia dormida.
Por poner un inicio: desde Alan Ladd en Raíces profundas hasta cualquier subproducto de Steven Seagal (con perdón de poner estos dos nombres en una misma frase), hemos visto más o menos esta historia en películas de Clint Eastwood, Charles Bronson o Silvester Stallone (sigo pidiendo perdón por la mezcla). Es una historia que tiene sus propios códigos y sus etapas bien definidas, y Ajeossi cumple con todos ellos.
Claro está, entre todas estas películas tenemos desde la obra maestra que es Raíces profundas hasta infumables subproductos que no mencionaré aquí. En el caso de Ajeossi el resultado es bastante notable. Hace ya bastantes años que el thriller y el cine de acción coreano está muy por delante del americano y este caso, aunque sea con una historia mil veces vista, es un claro ejemplo. Porque lo importante aquí no es la historia, sino la forma de rodar y de contarla.
Lee Jeong-beom, que ya dio muestras de su buen hacer con Cruel Winter Blues (2006), inicia la historia con una estética que parece tomada de un manga al uso, desde el look del protagonista a la forma pausada con que nos adentra en la presentación de unos personajes que en muchos casos son arquetípicos (incluyendo el “histrionismo asiático”). Pero, una vez planteada la situación, viene la hora de las tortas. Entonces la película coge buen ritmo y ya no para hasta su excelente final.
La película sobresale por tres motivos: lo bien rodada que está la acción, la cámara se mueve lo justo, encuadra de maravilla y las luchas (artes marciales y a cuchillo) son muy creíbles; Lee Jeong-beom juega con la elipsis en la narración, lo hace varias veces y lo hace tan bien que se permite utilizar el recurso para una parte de la resolución de la historia. En definitiva, no toma al espectador por un tonto al que debe explicar todo. Finalmente, el tercer motivo: pese a lo arquetípico de todo, Lee Jeong-beom trata con mucha crudeza, sin concesión alguna, la parte real de la historia, el tráfico de órganos y la falta de humanidad de las “personas” que forman parte del negocio. No hace falta ser truculento, Lee Jeong-beom no lo es, para mostrar la atrocidad. Quizás algo tramposillo al utilizar concretamente a Kim Sae-ron, una niña que aquí tenía 10 años. Es imposible que no te tenga inquieto por cualquier cosa que le pueda pasar.
7/10 - Buena



________________________________________________________________________________
El puente de los espías (2015).
Dir. Steven Spielberg.

Para empezar lo bueno: el Oscar de Mark Rylance es más que merecido. Para lo poco que aparece en la película, son precisamente los momentos en los que está este señor cuando la película crece, y mucho. Tom Hanks no está mal, pero Tom Hanks es siempre el mismo, sus registros ya son conocidos.
También es muy destacable la calidad de la producción y la dirección impecable de Spielberg que casi podríamos decir que es de los pocos que quedan que ruedan de una "manera clásica", considerando ya que el cine de los ochenta es clásico.
El primer tercio de película, la trama judicial, es impecable, lo mejor. El arranque de la película, espectacular. Splielberg sabe contar con imágenes, filmar, dirigir y montar las escenas de manera que sin una palabra conoces desde la historia principal a cualquier detalle que la complementa. Viendo esta primera parte, la película parece apuntar muy alto, pero cuando la acción se muda a Berlín el bajón es considerable.
Y no es el motivo una pérdida del nervio en la dirección, que siempre es el mismo, sino que aparece la tendenciosidad, el maniqueísmo americano, la propaganda innecesaria en estos tiempos y la visión, me parece, excesivamente torticera, un cliché, de los bandos enfrentados en la guerra fría. Es poco sutil Spielberg en algún caso (véase la diferencia de trato al prisionero en USA, que parece que vive en un hotel en comparación con la del prisionero en la URSS), aunque la mayor parte de las veces es bastante sutil en su tendenciosidad. A mí esto me saca de la película, solo mantengo el interés en conocer el final de la historia, que por otra parte, es conocido si está basado en hechos reales. Pero también es interesante recordar Cortina rasgada (1966) de Alfred Hitchcock mientras visionas esta parte de la película.

6/10 - Interesante



________________________________________________________________________________
Ryuzo and his Seven Henchmen (2015)
Dir. Takeshi Kitano

No son muchas las incursiones de Kitano en la comedia, más aún en la comedia algo desmadrada. Y lo cierto es que esta Ryuzo y sus siete secuaces es capaz de sacarte unas cuantas carcajadas, lo cual no es decir poco para una comedia.
Desde luego que no está a la altura de El verano de Kikujiro, ni creo que lo pretenda. Lo que mejor sabe hacer Kitano, el cine de Yakuzas mezclado con su humor más característico dan como resultado una buena película para pasar un buen rato.
En cualquier caso, es un Kitano muy menor. Parecía que su vuelta al cine serio y violento con sus dos últimas películas (Outrage 1 y 2, -2010-12-) le llevaban de nuevo al buen camino, pero lo cierto es que desde Zatoichi (2003), Kitano no es, me parece, ni una sombra de lo que era.










------------------




Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada