jueves, 31 de marzo de 2016

Cine, lo que vamos viendo. Cuatro reseñas (publicación nº 22)

Fecha estelar: -306751.9
_____________________________

Películas reseñadas:
- The Kingdom of Dreams and Madness (2013).
- Kaguya Hime (El cuento de la princesa Kaguya, 2013).
- Rounders (1998).
- El séptimo sello (1957).


________________________________________________________________________________
The Kingdom of Dreams and Madness (2013)
Dir. Mami Sunada.

A lo largo de un año, con el estudio Ghibli metido en plena faena de realización de las últimas películas de Hayao Miyazaki y de Isao Takahata, la directora Mami Sunada tuvo la oportunidad (y la suerte) de poder rodar con cierta libertad parte del trabajo que se realizaba por entonces en el estudio. Con todo el metraje rodado, Sunada ha montado un documental más que interesante en general y especialmente querido de forma particular. Sunada narra la historia de la realización de la última película de Miyazaki, Kaze tachinu (El viento se levanta, 2013) desde la admiración por la persona, la admiración por el maestro. Es este el aspecto que me es particularmente preferido de este documental, porque mi admiración por las tres personas que muestra el póster es infinita, me es imposible reflejar el agradecimiento personal por poder disfrutar y dejarme influenciar por el trabajo que han realizado a lo largo de su vida.
Aparte de la admiración, el documental resulta muy interesante porque muestra, entre opiniones personales de Miyazaki y entre detalles de su vida cotidiana, parte del proceso creador de su última y más personal película. Especialmente, elaborando el storyboard de Kaze tachinu o con la elección de Hideaki Anno (Neon Genesis Evangelion) como seiyu principal. Es importante mencionar que es muy conveniente ver este documental después de ver la película de Miyazaki, y no antes, pues se muestra algún que otro importante spoiler.
Tampoco elude el documental el estado de las relaciones entre Miyazaki y Takahata en ese preciso momento, dos genios que no habrían estado juntos mucho tiempo en Ghibli si no fuera por la grandísima labor del tercero en discordia, el productor Toshio Suzuki que desde luego se nos muestra como verdadero alma mater del estudio, que ha sabido canalizar la labor de estos dos genios hacia la producción de verdaderas obras de arte. En realidad Takahata aparece en el documental solo a partir del material de archivo porque su aparición ex profeso parece algo forzada. Eso sí, su sombra sí que está muy presente a lo largo de todo del metraje. Y es una pena, porque si Miyazaki ha realizado una película inolvidable, Takahata ha conseguido, con la que se nos muestra como su última película Kaguya Hime, una obra maestra.
9/10 - Muy buena


______________________________________________________________________________
Kaguya Hime (2013)
Dir. Isao Takahata

En el año 1999 Isao Takahata estrenó Mis vecinos los Yamada (Hôhokekyo Tonari no Yamada-kun), la historia de una familia de clase media japonesa basada en un manga de tiras cómicas de Hisashi Ishii. Lo más relevante de esta notable película es cómo consigue Takahata reflejar la cotidianidad y los sentimientos de las personas con un tipo de animación muy minimalista, aunque en ningún modo sencilla. Catorce años después, Takahata vuelve a la dirección con una película, El cuento de la princesa Kaguya (Kaguya-hime no Monogatari) que recurre al mismo tipo de animación, arriesgado por tanto, pero que muestra una evolución muy notable desde entonces. Desde luego se puede intuir el gran esfuerzo realizado por dibujar esta historia y se debe agradecer enormemente el resultado obtenido ya que es realmente increíble, pura poesía visual.
Curiosamente, en Mis vecinos los Yamada ya nos presentaba Takahata el nacimento de los hijos de la familia basándose en cuentos tradicionales japoneses. Más concretamente en el caso de la hija...... la reseña completa se puede leer  aquí.
10/10 - Obra maestra




________________________________________________________________________________
Rounders (1998).
Dir. John Dahl

Vista desde la distancia de los años la película atrae por la importancia del reparto. Envuelta en parte por las maneras del cine negro (voz en off del protagonista, bajos fondos de Nueva York...) pretende engancharme con el casi siempre efectivo cine de jugadores de cartas. Pero no lo consigue. Principalmente porque el alabado guion de la película es muy predecible en el sentido de que las líneas generales de la historia ya te las sabes desde el principio. Y el relleno del predecible camino que sigue la historia también ha sido visto ya en montones de películas.
Para pasar el rato, aunque, al menos, el trabajo que hace Edward Norton sobresale.
5/10 - Pasable










________________________________________________________________________________
El séptimo sello (1957)
Dir. Ingmar Bergman

Una de las más clarividentes reflexiones sobre la venida de la muerte y el sentido de la vida, sobre la religión y la búsqueda de Dios. La película se adentra profundamente en el terreno alegórico, dejando las diferentes interpretaciones a la mente del espectador atento.
Hay diálogos de una relevancia impresionante, pero, además, el envoltorio es inmejorable, con atmósferas oníricas impactantes a base de encuadres, niebla, composición de escenas, iluminación y fotografía.
Pocas películas hay que te inviten a la reflexión incluso después de varios días de haberlas visionado. Ésta, es una de ellas.
8/10 - Notable












------------------




Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada