lunes, 29 de junio de 2015

Kaguya Hime, el cuento del cortador de bambú

Fecha estelar: -307507.2
__________________________

En el año 1999 Isao Takahata estrenó Mis vecinos los Yamada (Hôhokekyo Tonari no Yamada-kun), la historia de una familia de clase media japonesa basada en un manga de tiras cómicas de Hisashi Ishii. Lo más relevante de esta notable película es cómo consigue Takahata reflejar la cotidianidad y los sentimientos de las personas con un tipo de animación muy minimalista, aunque en ningún modo sencilla. Catorce años después, Takahata vuelve a la dirección con una película, El cuento de la princesa Kaguya (Kaguya-hime no Monogatari) que recurre al mismo tipo de animación, arriesgado por tanto, pero que muestra una evolución muy notable desde entonces. Desde luego se puede intuir el gran esfuerzo realizado por dibujar esta historia y se debe agradecer enormemente el resultado obtenido ya que es realmente increíble, pura poesía visual.
Curiosamente, en Mis vecinos los Yamada ya nos presentaba Takahata el nacimento de los hijos de la familia basándose en cuentos tradicionales japoneses. Más concretamente en el caso de la hija, Nonoko, que es encontrada por el padre dentro de una planta de bambú, tal como nace la princesa Kaguya en el cuento tradicional japonés en el que se basa la película.
(Véase una entrada anterior sobre el cuento del cortador de bambú aquí).


El nacimiento de Nonoko en
Mis vecinos los Yamada
Desde luego me inclino a pensar que ya por entonces estaba en la mente del maestro el plasmar el cuento en imágenes, pero es que además, ha sido una producción muy prolongada en el tiempo, iniciada en el año 2008 cuando el estudio Ghibli anunció que Takahata estaba produciendo un nuevo largometraje que, finalmente, no ha visto la luz hasta el año 2013.

De entre las películas de Takahata ya es posible decir que, personalmente, hay tres que me llegan  hasta lo más profundo del corazón gracias al don que tiene el maestro en saber transmitir los sentimientos humanos a través de unos "simples dibujos". Primero fue La tumba de las luciérnagas (Hotaru no Haka, 1988) que me parece un relato devastador, una película durísima que muestra como ninguna otra (animada o no) el camino hacia la fatalidad de unos personajes arrastrados hacia una situación que no pueden evitar de ninguna de las maneras. Después vino la, para mí, obra maestra de Takahta, Recuerdos del ayer (Omohide Poro Poro, 1991), que muestra como ninguna la nostalgia de la infancia, el anhelo por revivir en el presente todos aquellos momentos, pero también la imposibilidad de conseguirlo porque somos arrastrados por las necesidades de la sociedad. Y en tercer lugar,  ahora tenemos El cuento de la princesa Kaguya, una película que argumentalmente tiene mucho de las dos anteriores.
Cierto es que, si de partida el espectador conoce el cuento tradicional japonés en el que se basa la película, el cuento del cortador de bambú, entonces sabe que la historia de la princesa Luna, Kaguya, es una historia muy triste. Y cietamente Takahata se desvía muy poco del contenido del cuento.  Pero lo importante es ver, tal como ocurre en La tumba de las luciérnagas y en Recuerdos del ayer, cómo la maestría de Takahata nos mete dentro la historia, cómo es capaz de hacer que el espectador esté dentro de la mente del personaje y llegue a comprender sus sentimientos. La princesa Kaguya, como Seita y Setsuko en la La tumba de las luciérnagas, está abocada hacia un final que no puede evitar, y después de todo su recorrido vital el espectador también llega a vislumbrar, ante la inminencia del destino, que fue su fugaz infancia el mejor momento de su vida. La escena donde Kaguya comprende cómo podría haber sido muy feliz pero que ya es tarde es, simplemente portentosa. Pero su final, a diferencia de Recuerdos del ayer, está sujeto a un destino que Kaguya no puede controlar, que no puede decidir. En Recuerdos del ayer Taeko sí tiene la libertad final para tomar la decisión que nos lleva al culmen de la emoción, en Kaguya Hime el destino está escrito.
Y todo esto lo consigue Takahata con una animación muy arriesgada, portentosa en la expresividad de los rostros, en el movimiento de los personajes, en la forma de planificar y encuadrar las escenas, en la diferente forma de trazar el dibujo. No hay mejor manera de mostrar la ira y la impotencia que la forma de animar y dibujar las dos huídas que tiene la princesa, cuando el trazo se simplifica al máximo. Takahata ya "experimentó" este tipo de trazo en Mis vecinos los Yamada que, por otra parte, es habitual ver en la obra de otros animadores como Bill Plympton o Frédéric Back.

Finalmente destacar la que es primera colaboración entre Joe Hiaishi e Isao Takahata. La música de Kaguya Hime es, como nos tiene habituados el compositor de cabecera de Miyazaki, sobresaliente, sobre todo cuando intervienen las composiciones de piano. Las producciones del estudio Ghibli están muy cuidadas en todos sus aspectos y el caso de la música es un claro ejemplo de ello.

Me resulta del todo imposible llegar a comprender cómo es posible que esta película o también el film de Tomm Moore La canción del mar, nominados al Óscar a mejor película de animación, no ganaran el premio, cualquiera de ellas. Particularmente sitúo ambas películas, El cuento de la princesa Kaguya y La canción del mar,  al mismo nivel, con una animación arriesgada, novedosa, dirigidas a público de cualquier edad, contando historias con mucha profundidad de interpretación,  obras maestras comparadas con la que sí se llevó el premio, Big Hero 6, que simplemente me parece otra película infantil Disney del montón, técnicamente impecable (como no podía ser menos cuando costó nada más que 165 millones de dólares), pero con una historia previsible, moralizante, más simple que una piedra y más manoseada ya que un billete de cinco euros.



------------------

Recuerda, amigo lector, que esta reseña está basada única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.

.

jueves, 25 de junio de 2015

Musashi Miyamoto a través de la trilogía Samurái y del manga Vagabond

Fecha estelar: -307518.2
_______________________________

Aviso a navegantes: esta entrada contiene spoilers del manga Vagabond y de la trilogía Samurái de Hiroshi Inagaki.
Todas las imágenes se pueden ampliar pinchando sobre ellas.


Índice de esta entrada:
- Musashi Miyamoto. Retazos biográficos
- Musashi, la novela de Eiji Yoshikawa
- Trilogía samurái de Hiroshi Inagaki
- Vagabond, el manga de Takehiko Inoue


Mushashi Miyamoto practicando con
un sable de madera en cada mano

MUSASHI MIYAMOTO.  RETAZOS BIOGRÁFICOS


En el mundo occidental la figura de Miyamoto Musashi pasa por ser la de uno de los más famosos guerreros del Japón feudal. Su nombre completo era Shinmen Musashi No Kami Fujiwara No Genshin (1584?-1645). Musashi nació en la población de Miyamoto, en la provincia de Mimasaka (que hoy es el noreste de la prefectura de Okayama). A la edad de 7 años, huérfano de padre y madre, se encontraba bajo tutela de un sacerdote tío suyo en una época muy violenta en la que el Japón se unificaba bajo la soberanía feudal de Toyotomi Hideyoshi. Es el llamado periodo Sengoku (estados en guerra) en la historia del Japón.
Por indicaciones de su tío, estudió las artes del guerrero y pronto se tienen registros, con 13 años, de sus primeros combates. Cuando tenía unos 16 años abandona su casa y comienza un peregrinaje para perfeccionar sus habilidades en combates individuales y batallas, hasta que finalmente se asentó a la edad de 50 años. Era el "Camino de la Espada", en el que Musashi perfeccionaba sus habilidades vagabundeando por el país, buscando enfrentamientos, sin las preocupaciones ni ataduras de una profesión o de una familia.






Kojiro Sasaki (derecha) se enfrenta a
Musashi Miyamoto en las orillas de la
isla de Ganryu.
En esta representación, Musashi está
utilizando dos bokken (espadas de madera).
El joven Takezo (el nombre de Musashi fue adquirido más adelante) participó en la batalla de Sekigahara (1600) formando parte del bando perdedor de Hideyoshi. En esta batalla se estima que perdieron la vida 70000 guerreros, aparte de que todos los sobrevivientes del bando perdedor fueron implacablemente perseguidos posteriormente. A partir de aquí fue cuando empezó su propia peregrinación del samurái (musha shugyō) que le llevó a tener más de 60 combates victoriosos entre los 17 y los 30 años. Entre ellos destaca su enfrentamiento con la familia Yoshioka, instructores oficiales en las artes de la guerra de la casa Ashikaga a la cual pertenecían los shogunes antes del periodo de Hideyoshi. En estos enfrentamientos Musashi derrotó primero al cabeza del clan, Seijiro, con una espada de madera. También con esta espada le rompió el cráneo al segundo hermano, Denshichiro en un duelo concertado. Finalmente Musashi se enfrentó y derrotó a Hanshichiro, el hijo mayor de Seijiro, que solo contaba con diez años. Este duelo también concertado era en realidad una trampa porque con Hanshichiro estaban también el grupo de guardaespaldas que le acompañaban, la mayor parte de las espadas de la casa Yoshioka. Otro duelo muy renombrado fue el que le enfrentó en 1612 con Sasaki Kohiro (también, Ganryu Kojiro), uno de los samuráis más hábiles de la época. De hecho, parece que este último enfrentamiento inició un cambio espiritual más profundo en su búsqueda del Camino de la Espada ya que pensaba que hasta ahora sus victorias se debían simplemente a su mayor fortaleza física o a su suerte. Finalmente, a la edad de 50 años, Musashi alcanzó el objetivo de comprender los principios del camino, tal como escribió en El libro de los cinco anillos, que es el tratado sobre el kenjutsu (arte marcial tradicional japonés con sable) escrito por Musashi. Dentro del kenjutsu, Musashi estableció su propio estilo, el Niten Ichi Ryu, con dos sables.
----------


MUSASHI, LA NOVELA DE EIJI YOSHIKAWA
Eiji Yoshikawa
Hasta aquí, un pequeño resumen de los hechos reales que se conocen sobre la figura de Musashi Miyamoto. Dentro de la ficción deben ser muchas las obras que se pueden basar en la figura de Musashi Miyamoto… en el Japón. Sin embargo, por estos lares ya no son tantas. Sobre todo las medianamente asequibles y plausibles para el común de los mortales. La primera de ellas es, desde luego, la novela histórica Musashi de Eiji Yoshikawa. Publicada por entregas en 1935, se edita todavía, siendo un relato de ficción basado en la biografía de Musashi Miyamoto desde que sobrevive a la batalla de Sekigahara, en 1600, hasta que sale victorioso de su enfrentamiento con Sasaki Kojiro, 12 años después.
El éxito y la importancia de esta novela ha sido tal que ha servido de fuente de inspiración de muchas obras posteriores centradas en la figura de Musashi, que son en realidad adaptaciones de la novela. Especialmente las dos adaptaciones que se reseñarán a continuación. No obstante, por mi parte, aún no he podido leer la novela que será mi próximo tercer acercamiento a la figura del gran samurái.


----------

TRILOGÍA SAMURÁI DE HIROSHI INAGAKI
Samurái (1954)
Mi primer acercamiento a la figura de Miyamoto Musashi fue a través de la trilogía Samurái de Hiroshi Inagaki. 

En general el cine de Inagaki que he podido ver me parece más que notable, sobre todo esta trilogía, así como su versión de los 47 Ronin (1962, Chûshingura) o Los tres tesoros (1959) y, sobre todas ellas, su propio remake de El hombre del carrito (1958) que me parece sobresaliente.

En cuanto a la trilogía Samurái, Inagaki adapta la novela de Eiji Yoshikawa en tres partes: Samurái I: Musashi Miyamoto (1954), Samurái 2: Duelo en el templo Ichijoji (1955) y Samurái 3: Duelo en la isla Ganryu (1956).

Expondré a continuación todo el argumento (spoilers).

La primera película nos muestra el nacimiento del personaje, la transformación de Takezo en Musashi Miyamoto. Empieza como la novela, tenemos a dos jóvenes, Takezo y Matahachi que dejan su pueblo para combatir en la batalla de Sekigahara. Tras la derrota en el frente, con Matahachi gravemente herido,  huyen de las represalias del ejército vencedor y se cobijan en casa de Oko, una viuda que vive con su hija Akemi. Ambas mujeres intentan seducir a Takezo pero son rechazadas. La viuda le dice entonces a Matahachi que Takezo trató de abusar de ella y le convence para que les acompañe a modo de escolta junto a su hija hasta Kioto. Matahachi, que es muy diferente a Takezo, pronto se deja seducir por Oko y, a pesar de su compromiso con una chica de su aldea, Otsu, decide trasladarse a Kyoto.

Takezo y Matahachi cavando trincheras
en la batalla de Sekigahara

Rentarô Mikuni es Matahachi

Matahachi, Akemi y la viuda Oko

Mariko Okada interpreta a Akemi



Takuan intenta domar a Takezo
A partir de aquí, y con Takezo pensando que su amigo lo ha abandonado, veremos su regreso al pueblo donde la madre de Matahachi no creerá su historia e iniciará un odio hacia su persona que derivará en una persecución de toda la aldea. Pero Takezo es demasiado “salvaje” para que  los aldeanos consigan su apresamiento.
Conoceremos entonces a Otsu que, enamorada de Takezo, le ayudará en sus huidas. Y también al monje Takuan Soho que intentará enderezar y controlar a Takezo. Finalmente, siendo Otsu utilizada para el engaño, Takezo es apresado y encerrado durante tres años en el castillo de Himeji. Termina la película con su liberación y partida en busca de la iluminación como Musashi Miyamoto, dejando a Otsu un mensaje esperanzador sobre su vuelta.

Toshirô Mifune interpreta a Musashi Miyamoto

Kaoru Yachigusa interpreta a Otsu
Takezo y Otsu


Samurái 2 (1955)
La segunda película se centra en los duelos de Musashi contra la Escuela Yoshioka. Pero antes tenemos a Musashi vagando por el Japón y teniendo duelos a lo largo de varios años y ganando cada vez mejor reputación. Concretamente podemos contemplar uno de los duelos contra un rival (Shishido Baiken) que utiliza como armas una cadena y una hoz.
Finalmente Musashi viaja a Kioto donde Matahachi vive casado con Oko. La hija de Oko, Akemi sigue atraída por Musashi a pesar de que éste la rechaza. También Otsu viaja a Kioto en busca de Musashi aunque éste también le dice que debe anteponer el camino de la espada al amor que siente por ella.

También se nos presentará en esta segunda parte a Sasaki Kojiro. Tenemos un encuentro entre Matahachi y Otsu en la que ésta le muestra su despecho y le confiesa que ama a Musashi. Matahachi intentará entonces matarla pero es salvada por Kojiro.



Duelo de Musashi con Shishido Baiken¿?
Baiken usa cadena y hoz


Sasaki Kojiro
Una característica muy relevante es
que utiliza una espada más larga de lo normal

Kôji Tsuruta interpreta a Sasaki Kojiro


Entretanto, en Kioto, Musashi empieza con una serie de duelos vencedores contra miembros de la escuela Yoshioka.

Primeros duelos en la escuela Yoshioka

Kojiro y Seijuro, interpretado por Akihiko Hirata

Primer encuentro entre Kojiro y Musashi

Jotaro (discípulo de Musashi), Otsu y el monje Takuan


Finalmente se concierta un duelo con el maestro de la escuela, Seijuro, pero es en realidad una emboscada concertada por miembros de la escuela. Musashi, que ha sido alertado por Akemi sobre la trampa, acude antes de tiempo al lugar del duelo, estudia cómo es la emboscada que le están tendiendo y, a pesar de ello, les enfrenta a todos utilizando sus dos espadas. Es el nacimiento de su estilo de lucha. Después de matar y herir a muchos hombres de la escuela Yoshioka, se enfrenta a Seijuro a quien vence. Finalmente Musashi queda malherido y es encontrado por Otsu que cuidará de él.


Musashi enfrenta a miembros de la escuela Yoshioka

Enfrentamiento final entre Seijuro y Musashi


Samurái 3 (1956)
La tercera película nos muestra los hechos que desembocarán en el enfrentamiento final entre Musashi y Kojiro. Musashi es buscado como instructor para el clan más poderoso del Japón, sin embargo rechaza el patrocinio del Shogun eligiendo vivir como agricultor en un pueblo. Ante esta negativa el Shogun ofrece el puesto a Kojiro, que se siente como segundo plato y  reta a Musashi en duelo. Ambos conciertan el enfrentamiento una vez que transcurra un año.
Durante este año Musashi en su retiro como agricultor tiene que ayudar a los miembros de la aldea que está siendo asediada por un grupo de bandidos. También es seguido hasta allí por Akemi y por Otsu. Akemi porfía su amor con Musashi actuando con perfidia con respecto a Otsu que acepta con resignación la negativa de Musashi determinando estar, a pesar de ello, cerca de él. Finalmente ante las perversidades de Akemi, Musashi busca el perdón de Otsu, acepta su amor y marcha hacia la isla de Ganryu para su enfrentamiento final con Kojiro.


Sasaki Kojiro al inicio de la pelicula. Las
localizaciones de la trilogía son espectaculares

Otro de los duelos de la leyenda de Musashi Miyamoto,
con un monje que utiliza la lanza (Hōzōin-ryū)

Musashi Miyamoto

Kojiro y Musashi conciertan su duelo


Una curiosidad. La película se "detiene" para mostrarnos una de las leyendas asociadas a Musashi Miyamoto. La transcribo según viene en Wikipedia: Según cuentan las historias, un buen día entró un vagabundo con dos espadas de gran calidad en una taberna pidiendo comida. El sujeto apestaba y alrededor suyo revoloteaban tres moscas atraídas por el mal olor que despedía. Al verlo sentado en una mesa, comiendo, dos vecinos del pueblo empezaron a hablar sobre aquel personaje, preguntándose a quién habría robado aquellos aceros, y tacharlo de ladrón y de pordiosero, cuando, en un momento dado y sin mediar palabra, el vagabundo alzó sus palillos en tres suaves y ágiles movimientos haciendo caer a las tres moscas sobre la mesa después de haberlas atrapado con los mismos. Ambos pueblerinos huyeron de la taberna despavoridos, pues, sin duda, ese era Miyamoto Musashi.

Musashi cazaba las moscas al vuelo con sus palillos

El duelo se pospone un año. Será en la isla Ganryu

Otsu y Musashi en su faceta de agricultores

Toda la escena del duelo final es, sencillamente, portentosa.

Musashi, con el mar a su espalda, utiliza una espada de madera

El Sol a punto de salir.

El brillo del astro rey será una ventaja para Musashi


En su ataque final Musashi saca por sorpresa su espada corta, Kojiro no lo espera.

El duelo en la isla Ganryu ha terminado


En mi opinión, Hiroshi Inagaki, que se mueve como pez en el agua en el "cine de samuráis", plantea una trilogía que va de más a menos aunque el final de la tercera película muestra unas imágenes bellísimas en el enfrentamiento final entre Sasaki Kojiro y Musashi Miyamoto. Curiosamente el ritmo de estas películas es bastante “americano”, alejándose del “estilo japonés" más pausado. Esto hace que la trilogía samurái, especialmente la primera (que ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa) y la segunda película, no sean solo historias de samuráis, son grandes películas de aventuras y acción, épicas e idealistas. Cojean, sin embargo, las películas en el triángulo amoroso que se plantea excesivamente inocente o ingenuo (naif).



--------------

VABABOND, EL MANGA DE TAKEHIKO INOUE





Vagabond, nº 1
Muy, muy, muy recomendado, y por ahora incompleto, acercamiento a la figura de Musashi Miyamoto a través de la adaptación de la novela Eiji Yoshikawa es el manga Vagabond, de Takehiko Inoue. La historia, iniciada en 1998 va actualmente por el tomo 37 y está próxima a su finalización, al menos si va a terminar como la novela, con el duelo en la isla de Ganryu.
Vagabond es un seinen con un dibujo excelso, muy realista. Tiene dobles páginas que parecen obras de arte además de unos dibujos de rostros y expresiones faciales muy detallados.
Dado que el manga plantea una visión mucho más humana y realista de la historia, necesita del apoyo en unos dibujos de escenarios con un gran nivel de detalle, como realmente ocurre en cada una de las páginas del manga. Muy rara vez recurre Takehiko Inoue a las típicas caras y expresiones fanservice del manga y del anime.
El trabajo de documentación respecto de cualquier utensilio, herramienta o escenario de la edad antigua japonesa ha debido ser considerable a la vista del grado de realismo del dibujo. Esto hace que Vagabond no sea simplemente un manga de samuráis, sino una representación en imágenes, tremendamente didáctica, del costumbrismo y forma de vida del Japón en el periodo Sengoku.





Takezo - Musashi Miyamoto
 Respecto de la historia del mito, Vagabond nos muestra a unos personajes mucho más realistas. El manga se alarga porque Inoue no solo quiere desarrollar las acciones y motivaciones del héroe principal. De hecho hay una buena parte del manga en el que Musashi no aparece en absoluto y Takehiko Inoue nos muestra la historia desde su infancia de su gran rival Sasaki Kojiro. Pero también lo hace con el resto de personajes, tanto de los rivales a los que se enfrenta Musashi como, especialmente, de Otsu y Matahachi.
Conocemos así a todos ellos, sus motivaciones, preocupaciones y miedos sobre todo con el recurso, muy recurrente en el manga (y en el anime), de detener una acción concreta para presentarnos algún flashback completo, que puede durar varios números, que pueda explicar el comportamiento por venir en la acción que ha quedado detenida.

Takezo y Matahachi antes de partir a la batalla de Sekigahara


Sasaki Kojiro




  

Como se ha dicho, tanto Vagabond como la trilogía samurái de Inagaki adaptan la novela de Eiji Yoshikawa. Sin embargo ambas obras, la trilogía y el manga, presentan notables diferencias. La principal de ellas es que en Vagabond Sasaki Kojiro es un excelente espadachín, pero es sordo. Matahachi envidia la habilidad y valentía de Takezo y de hecho suplanta la identidad de un gran espadachín como Kojiro durante parte de la trama, aunque finalmente deberá asumir la cobardía de sus acciones. Otsu se nos presenta como una mujer mucho menos supeditada a la figura de Musashi y el personaje de Akemi no tiene tanta importancia en el manga, pero sí su madre Oko.



Otsu

Oko


Centrándonos en las figuras de Musashi Miyamoto y de Sasaki Kojiro, la historia en Vagabond se puede dividir hasta ahora en 8 arcos argumentales.

- El nacimiento de Musashi Miyamoto (volúmenes 1 y 2). Ocupa lo que es la primera película de la trilogía de Inagaki, desde que Takezo y Matahachi aparecen después de la batalla de Sekigahara hasta que el monje Takuan ayuda a que Takezo deje a un lado su ira y se transforme en Musashi.


Takuan intenta domar a Takezo



Hōzōin In'ei
- Kioto (volúmenes 3 y 4). Primeros enfrentamientos entre Musashi y la escuela Yoshioka. Takuan aconseja a Musashi para que avance en su formación. Acude al templo de Hozoin donde se practica con la lanza y donde tiene enfrentamientos con algunos monjes

- Hozoin (volúmenes 4-8). Su principal rival en Hozoin será Inshun, monje del que conoceremos su historia. Musashi es también es aconsejado por el gran maestro retirado del templo, In’ei cuyos consejos tendrá muy presentes en el resto del manga.






Yagyū Munetoshi
- Yagyū (volúmenes 8-11). Por un lado Matahachi suplanta la identidad de Sasaki Kojiro y se encuentra con su madre y tío. Por otro lado Musashi, que lleva a Jotaro como discípulo, se dirige a la residencia de  la familia Yagyū. Para acceder al gran maestro Musashi tiene enfrentamientos con sus discípulos hasta que finalmente se reúne con un anciano, Yagyū Munetoshi, que será un segundo maestro para él (junto con In’ei) y cuyos consejos estarán presentes en el resto del manga muy al estilo de apariciones como las de Obi-Wan Kenobi en Star Wars.



Inshun, maestro de la lanza de Hozoin



Otsu y Jotaro tras de los pasos de Musashi


Shishido Baiken
- Shishido Baiken (volúmenes 11 a 13). Se narra el enfrentamiento de Shishido Baiken, un bandido que utiliza una cadena y una hoz en sus luchas. Con este personaje también se cruza, al principio del arco, Matahachi.





















- Sasaki Kojiro (volúmens 14 a 20). Se narra toda la historia de Kojiro, desde que es adoptado por un ermitaño maestro retirado Kanemaki Jisai hasta que fortuitamente se encuentra por primera vez con Takezo en el final de la batalla de Sekigahara, que es como empieza el manga, aunque en el inicio no se muestra este encuentro.




- Yoshioka (volúmenes 21 a 27). Se narra el regreso de Musashi a Kioto para un segundo enfrentamiento y revancha con los hermanos Yoshioka. El final de este arco coincidirá, por tanto, con el final de la segunda película de la trilogía de Inagaki.


Musashi Miyamoto y Denshichiro Yoshioka


Batalla final con la escuela Yoshioka



 
- Después del enfrentamiento con el clan Yoshioka (volúmenes 28 – actualidad). Ocupa este arco, por ahora, lo que es la tercera película de la trilogía, Musashi malherido es curado por Otsu, su retiro como agricultor mientras Kojiro entra al servicio del Shogun y se cruza con Matahachi y, esperemos, el enfrentamiento final con Kojiro.









Las penurias como agricultor que pasa Musashi no son pocas entre sequías, hambrunas y bandidos



Y aquí llegamos. Vagabond estuvo parado casi un año y medio (2011-12) debido a problemas de salud de Takehino Inoue. Después sufrió otro parón de casi un año, el 2014, y afortunadamente parece que vuelve a la regularidad desde enero de 2015.
Para que se pueda leer por aquí todavía falta. Hay que agradecer enormemente la labor que el fansub nos hace al común de los mortales......

Esta viñeta de Musashi y Otsu es perfecta
para indicar el estado actual de Vagabond:
esperando con paciencia su continuación....


....