miércoles, 31 de octubre de 2012

Como lágrimas en la lluvia

Fecha estelar: -310167.4
__________________________________________

En muchos aspectos el ser humano muestra una gran soberbia. En lo que se refiere al conocimiento del mundo físico no iba a ser menos, aunque en este caso la naturaleza actúa sin piedad, es inmisericorde, tiene un desprecio absoluto por nuestros anhelos y necesidades. Dos armas tiene la naturaleza que empequeñecen la altivez humana al tamaño de un fotón. La primera es su inmensidad. Nos deja ver maravillas en el Universo, lugares increibles, pero a la vez nos muestra la imposibilidad de ir hacia ellas, de estar allí. La segunda es que actúa en unas escalas de tiempo que escapan de nuestra comprensión. De nuevo nos cuenta sobre la magnificencia de muchos fenómenos, pero a la vez nos muestra que éstos fenómenos ocurren en periodos de tiempo muy superiores al tiempo que se nos otorga para hollar la Tierra.
Cuando tenía la corta edad de 12-13 años empecé a coleccionar los fascículos de la Gran Enciclopedia Sarpe de Astronomía, cada semana 24 páginas que leía despacio para intentar comprender algo. Viendo sus páginas, con las fotografías de la nave Viking desde la superficie de Marte, pensaba que en 60 años el hombre estaría viajando regularmente entre los dos planetas. Sesenta años parecía una eternidad cuando tenía 12 años, pero,.... la naturaleza es inmisericorde.
¿Que se puede hacer?
Por mi parte intento encontrar tiempo para dos cosas: imaginar e intentar comprender.
La necesidad de imaginar ha hecho de mi un devorador de Ciencia Ficción (aunque no de toda la Ciencia Ficción). Treinta años ha cumplido ya una de las escenas que más me impactó de la película Blade Runner. No soy nada original, es la escena más famosa, pero la magneficiencia de las palabras del Nexus-7 tenían para mí, en un principio y ahora, el mismo sentido.


Yo, he visto cosas que vosotros no creeríais:
atacar naves en llamas más allá de Orión,
he visto rayos "c" brillar en la oscuridad
cerca de la Puerta de Tannhauser.
Todos esos momentos se perderán en el tiempo ...
como lágrimas en la lluvia.
¡Es hora de morir!

Nexus 7 - Blade Runner.




.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Batlestar Galactica en Úbeda

Fecha estelar: -310206.0
_______________________________

El Festival Internacional de Música de Cine de Úbeda contó en su edición de 2011 con la presencia de Bear McCreary, autor de la música de la reimaginada serie de 1978 Galactica (Battlestar Galactica, 2003). Entre otras interpretaciones, el autor dirigió esta versión del tema Passacaglia de la banda sonora de la serie:
Vídeo tomado a través de la página web http://www.underscores.fr/

Interesante re-visitar esta gran serie, imprescindible para cualquier aficionado al género. Aires Cylons reaparecieron en el patio del Hospital de Santiago.... :)

Este es el mismo tema tal como aparece en la banda sonora de la serie.



Dejo también aquí un trailer

.




.

domingo, 14 de octubre de 2012

The legend of the pianist

Fecha estelar: -310214.7
__________________________

Imposible tener tiempo y posibilidades para poder ver todas las películas que uno quisiera. La leyenda del pianista en el océano (1998) de Giuseppe Tornatore es una de ellas. Conozco la existencia de esta película gracias a la grandiosa banda sonora de Ennio Morricone que escuché por primera ver vía streaming en la página StreamingSoundtracks.com.

Una muestra,  en directo y dirigida por el propio Morricone

 Otra posibilidad aquí

 



.




.

miércoles, 10 de octubre de 2012

Kaze no Tani no Naushika

Fecha estelar: -310224.7
_____________________________________

El momento de hoy es para una versión del tema Kaze no Tani no Naushika.

Kaze no Tani no Naushika es el título de la película anime realizada por el maestro Miyazaki en 1984. Cualquier admirador de la obra de Miyazaki sabe que este film fue realizado antes de la fundación del estudio Ghibli, pero también que fue a partir de esta película y del éxito que tuvo que el estudio Ghibli fuera una realidad.
Una película que pronto cumplirá 30 años, que no envejece de ninguna de las maneras y que marcó también el inicio de la colaboración de Joe Hisaishi como compositor de las bandas sonoras de las películas de Miyazaki. La banda sonora que Hisaishi compuso con 34 años es, sencillamente, portentosa, pero la canción del film con el mismo título, Kaze no Tani no Naushika, fue compuesta por Haruomi Hosono e interpretada por Narumi Yasuda.

Este es el tema original:



En el verano del año 2007, en un concierto-homenaje a Haruomi Hosono en Hibiya Yagai Ongakudo (Tokyo), la cantante Takako Minekawa y el compositor Ryuichi Sakamoto nos regalaron esta versión:





.




.