miércoles, 26 de septiembre de 2012

Monster (2004)

Fecha estelar: -310263.5
_________________________________

Monster (2004) es una serie anime de 74 episodios de 20 minutos dirigida por Masayuki Kojima. En anime es, con diferencia, lo mejor que he podido ver este año. Es un thriller, con intriga y suspense, un anime adulto que en algunos capítulos y momentos alcanza la perfección al más puro estilo del cine negro. Es difícil empezar a ver un capítulo y ya no poder parar de ver los siguientes.

Sinopsis (tomada de McAnime):
Kensô Tenma, un reconocido médico neurocirujano de origen japonés que vive en Alemania con una gran reputación, está a punto de experimentar una historia que le cambiará la vida: en el año 1986 en Dusseldorf mientras se preparaba para operar a una personalidad que llegaba en estado crítico, una pareja de niños también llegaba al hospital; la niña se encontraba en estado de shock y el niño estaba grave con una herida de bala en la cabeza. Debatiéndose entre lo más ético y en la moral, Tenma accede a operar al niño yendo en contra de sus superiores lo que le acarrearía problemas ya que con la muerte del paciente anterior, los directivos del hospital se encargarían de arruinar su reputación. Sin embargo las cosas empeoran cuando los directivos son asesinados en extrañas circunstancias y Tenma siendo el más favorecido por estos crímenes, es señalado de ser el sospechoso. Han pasado 9 años y un fantasma de su pasado ha regresado.

Lo importante de esta serie está en la historia y en el desarrollo de la misma. Parece que, según he podido leer, el storyboard es viñeta a viñeta el manga de Naoki Urasawa. Si es así, el manga debe ser magnífico pues, si bien el final es demasiado abierto para mi gusto, el desarrollo de la historia es adictivo, empezando por un drama ético de un médico, siguiendo por una historia de terror y, finalmente, un thriller de suspense. Y todo este desarrollo no se hace únicamente a través de un personaje, sino de un grupo principal de protagonistas perfectamente descritos y enlazados en sus motivaciones y quehaceres. Yo, particularmente, me quedo con el implacable inspector Lunge,  el doctor Tenma es demasiado arquetípico.

Pero es que hay más aciertos, como la música a cargo de Kuniaki Haishima, perfecta en todo momento, incluyendo el opening y, para mí, el ending especial con los títulos de crédito y el cuento clave de la trama. Otro acierto es, por una vez y sin que sirva de precedente, el doblaje. Lo más recomendable para el anime es, desde luego, su visionado en versión original, pero esta serie está magníficamente doblada. Para que se entienda: tiene un doblaje con la calidad cinematográfica de un film de primera.

En cuanto a los peros, que los hay, empezar por el formato de la serie, 4:3, que no pega ya en los tiempos que corren. El diseño de escenarios tampoco es muy brillante para una serie del siglo XXI que, en este aspecto, parece de principios de los 90 del siglo pasado. Pero esto da igual, insisto en que lo bueno de la serie es la historia, el desarrollo de la misma y la planificación de las escenas intrigantes, de acción o terroríficas.

Un último pero, que es común a muchas series anime, su excesivo número de episodios. Creo que este defecto es intrínseco al carácter japones para contar historias. Se toman su tiempo y no dejan ningún aspecto sin explicar aunque, para ello, sea necesario añadir tiempo extra al metraje. Es habitual oír hablar de la lentitud de series y películas japonesas pero, cuando uno se acostumbra y la historia es buena el defecto pasa a ser agradecido pues permite un mayor tiempo de disfrute de algo que es muy bueno. En este aspecto tengo que decir que esta serie es muy superior a otra que he podido ver estos días, Dead Note (2006) de Tetsuro Araki. Dead Note podría haber sido una magnífica y moderna serie de intriga-fantasía si se hubiera quedado en la mitad de episodios, cuando acontece un buen final para la serie. Pero no, se decide alargar innecesariamente la serie otro tanto en detrimento del interés, en aumento de más de lo mismo con un claro objetivo de ofrecer un final convencional. 

Opening de la serie.
Otra posibilidad aquí

El tema de los títulos de crédito pero en su versión especial y completa .El tema es Make it Home, interpretado por Fujiko Heming.
"Ahora que tengo un nombre no hay nadie para llamarme así"

Aprovecho este amv a modo de trailer.


.




.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Okudagramas

Fecha estelar: -310282.1
________________________________

Okudagramas es el nombre que se le suele dar a los diagramas interactivos de los paneles de control y computación de las naves espaciales del siglo XXIII y XXIV en el universo Star Trek. Son la interfaz gráfica mostrada por el sistema operativo del computador de la nave (LCARS).

El nombre es una referencia a Michael Okuda, diseñador gráfico de gran parte del universo trekkie, tanto de las películas de Star Trek (desde Star Trek V, la última frontera hasta Star Trek Némesis), como de las series Star Trek la Nueva Generación, Star Trek Espacio Profundo 9, Star Trek Voyager y la preculela Star Trek Enterprise. Incluso, según IMDb, ha participado en la serie hecha por fans Star Trek Phase II.


El éxito de los okudagramas en el universo trekkie es tal que es "de obligado uso" en publicaciones y sitios web dedicados.


Es posible incluso reemplazar el escritorio de Windows (también para Mac y tabletas) de manera que parezca un terminal del siglo XXIV siendo, además, perfectamente funcional. El que quiera debe ir al sitio LCARSx32.com. Una demostración de esta aplicación a continuación:


domingo, 9 de septiembre de 2012

Cascabilazo en Star Wars

Fecha estelar: -310310.3
____________________________

Hoy entrada rápida para ilustrar el término "cascabilazo", término que yo siempre he usado porque por estos lares se usa, pero que ni está en el diccionario de la RAE, ni tampoco es muy común por Internet. De hecho el Gran Hermano que nos vigila, Google,  sólo da cuatro resultados en su búsqueda.
Pues eso, atención al cascabilazo que se da el soldado imperial con el dintel de la puerta en Star Wars (1979).
Otra posibilidad aquí

Es una de las pifias más conocidas en Star Wars
.




.