martes, 22 de mayo de 2018

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº CV)

Fecha estelar:-304612.4
_____________________________


Películas reseñadas:

- La espada del inmortal (2017)
- Steel Rain (Gang-cheol-bi, 2017)
- Suspect X (Yôgisha X no kenshin, 2008)



______________________________________________________________________________
La espada del inmortal (Mugen no jûnin, 2017)
Dir. Takashi Miike

Takashi Miike adapta el interesante manga de Hirokai Samura publicado entre 1993 y 2012 en treinta volúmenes. Un manga muy extenso para ser adaptado por completo en una sola película, que ya de por sí resulta excesivamente larga (140 minutos). Por tanto, se hace necesario cortar y adaptar. Miike toma lo esencial de la historia, presenta rápidamente el origen del carácter inmortal del protagonista, para pasar a una sucesión de enfrentamientos que es básicamente lo que se va a ver en la película.

Dejando a un lado el manga (mejor no comparar, mejor considerar la película como un producto independiente porque en caso contrario sería mucho peor de lo que es) la película de Miike tiene momentos y virtudes que pueden aportar más de lo que a simple vista parece, a saber, una sucesión de sangrientos enfrentamientos inverosímiles en su mayor parte. Así es el cine de Takashi Miike, sello de un director que en 27 años ha firmado 102 productos entre cine y TV (según IMDb). Bueno, parte del cine del prolífico director, porque lo cierto es que con tanta producción Miike ha tenido oportunidad de tocar multitud de géneros y mezcolanza de ellos. Es imposible seguir el ritmo de un director que, por otra parte, no es santo de mi devoción porque creo que rodar de dos a tres películas al año conlleva dedicar poco tiempo a cada producto, no entrar en detalles y fabricar un producto poco trabajado a nivel de historia, que queda simplificada al máximo y que será más o menos interesante por la potencia de la idea original en la que se basa. La película que más valoro de Miike fue el remake que hizo en el 2011 de Seppuku (Harakiri), la película de Masaki Kobayashi, precisamente una película con el guion prácticamente hecho.

Comentaba antes que la película que Miike ha realizado sobre las andanzas del samurái inmortal tiene momentos y virtudes. Ciertamente Miike rueda la acción con desparpajo y soltura, se corta muy poco y vemos sangre por todos lados. Pero la película se hace muy repetitiva y las peleas y enfrentamientos se alargan demasiado, encaminadas hacia lo inverosímil. Es el problema, que parece que Miike tiene poco que contar cuando en realidad no es así. El director está más interesado en las peleas y no desarrolla siquiera un poco a sus personajes, principalmente a Rin Asano, se limita a cortas conversaciones entre enfrentamiento y enfrentamiento. Pero es en esos cortos momentos cuando se atisba buen cine, en el tratamiento de la luz en la oscuridad de las casas, o cuando Manji deja su espalda para que Rin llore su pérdida. Son pocos, pero algunos momentos tiene.

5/10 - Pasable


________________________________________________________________________________
Steel Rain (Gang-cheol-bi, 2017)
Dir.: Yang Woo-seok

Segundo largometraje de Yang Woo-seok después de que en el 2013 debutara con The Attorney un más que notable drama judicial centrado en la defensa de un activista estudiantil en la Corea de los años ochenta. Tanto en aquella película como en Steel Rain, Yang Woo-seok también ejerce de guionista siendo el resultado, de nuevo, más que notable. Y no solo por la historia, que Yang Woo-seok también demuestra que sabe dirigir e imprimir nervio a sus películas. Desde luego va a ser un director a tener en cuenta, no es fácil conseguir que las dos primeras películas que realizas, de temática tan dispar, sean tan buenas.

En el caso de Steel Rain el asunto va de acción y thriller político. Tiene el film una inconfundible impronta a buena película de acción clásica. Y como aquellas, en ésta también se parte de una premisa imposible o rocambolesca pero planteada con desparpajo, rodada con una calidad técnica impecable, creíble en lo que se ve y salpicada de buenas escenas de acción. El resultado es una película que está muy por encima de la media de las que de su género se pueden encontrar hoy día. Hace ya bastante tiempo que el cine surcoreano es uno de los pocos reductos que quedan donde se pueden encontrar buenas e interesantes películas.

Steel Rain hace referencia a un tipo de bomba que, lanzada por un lanzacohetes, arrasa con cualquier cosa viva en un radio bastante amplio. Es utilizada al principio de la película y de ahí el título. La primera hora de película casi que es acción pura, dedicada a plantear una situación de crisis entre las dos Coreas. No es la primera película surcoreana que coloca personajes de Corea del Norte en medio de Corea del Sur, y resulta muy interesante porque por estos lares la visión que se tiene de Corea del Norte resulta extremadamente simplificada cuando la realidad es que las relaciones entre ellos están profundamente enraizadas y enredadas, resultando complicadas de vislumbrar por cualquiera o la mayoría de nosotros, personas externas a la realidad de la península. Cuando en Steel Rain la acción se relaja y se pasa al thriller político, la crítica que se hace a la acción de los gobiernos extranjeros no es, para nada, baladí. Curiosamente a Rusia no se la menciona, pero sí a China y a Japón. Sin embargo, las cargas de profundidad que lanza a los EEUU son antológicas. Hay una frase muy clara, un pensamiento verbalizado del protagonista cuando, mirando a la cabeza visible de la CIA en Corea, dice algo así: "Mira toda la mierda que todos tenemos que hacer porque ustedes dividieron este país". Más claro no se puede ser.

También es cierto que la película permite cotejar la idea que tienen los surcoreanos sobre la reunificación de las dos Coreas, de que buena parte de la situación se mantiene imposible por las ambiciones de poder en las dos partes. Esta película ahonda en algunos de esos enredos y muestra cómo la brecha puede ser reducida por gente común que establece una conexión emocional, a pesar de que tienen ideologías políticas diferentes. Confidential Assignment de este mismo año 2017, dirigida Kim Seong-Hoon, también toca este último aspecto aunque la película no tiene el tono serio que sí tiene Steel Rain.

Una película interesante y muy recomendable. Tiene un cierto bajonazo de ritmo hacia la mitad, cuando da tiempo a la convivencia de los protagonistas principales. Entonces la película deja la acción para adentrarse en la tensión entre los gobiernos y el espionaje. Pero el tema es interesante y también hay acción entretanto, refriegas de comandos, luchas cuerpo a cuerpo, juegos de guerra nucleares (muy buena la escenificación que se ve aquí), dos buenos personajes principales gracias a los actores que los encarnan, momentos de comedia, ¿Qué más se puede pedir? ... Pues unos créditos finales chulísimos.

8/10 - Notable



________________________________________________________________________________
Suspect X (Yôgisha X no kenshin, 2008)
Dir.: Hiroshi Nishitani

Hiroshi Nishitani, director más ligado al mundo de la TV que del cine, dirige la primera adaptación de la novela La devoción del sospechoso X de Keigo Higashino, publicada en el año 2005. Una novela bastante interesante bastante superior a esta adaptación.

Lo mejor que se puede decir de Suspect X es inventa poco y lo que inventa no molesta. Las claves del misterio y de su resolución no cambian y el final es el mismo. La figura del profesor Yukawa, al principio, me parece bastante distorsionada pues parece que va sobrado de pedantería. Solo es al principio. El cambio más relevante es que el el inspector auxiliar que ayuda a Kusanagi a resolver el asesinato aquí es una mujer y tiene un papel mucho más relevante, de hecho la inspectora Utsumi es la que prácticamente lleva la investigación. Una escalada a una montaña que es inventada y pocos cambios más.

Una película cuyo acabado cinematográfico no es nada del otro jueves, no es destacado pero tampoco es cutre, un trabajo estándar se podría decir, pero que se muestra interesante porque se apoya en una buena novela policiaca, bien contada y que sabe guardar el giro final inesperado. Cualquier película en la que hay que resolver un mistero, un asesinato, que no cometa errores relevantes ni se invente cosas, con buenos actores, cuando menos entretiene y es interesante (Shin'ichi Tsutsumi en el papel del profesor de matemáticas Ishigami está especialmente inspirado). Sin embargo en la película casi se comete la torpeza de mostrar algo que puede hacer sospechar al espectador más avispado. Adolece también la película de la rapidez, de mostrar una especie de secuenciación de escenas que muestren las claves del asunto pero con un desarrollo deficiente de la relación entre la madre sospechosa y el vecino sospechoso, y la hija. La película parece muy fría en este aspecto lo cual va en detrimento de su poderoso final. Final que, por otra parte, no me gusta, hubiera preferido cortar la película dos minutos antes. Tiene también un epílogo innecesario, que se prolonga en los títulos de crédito.

Hasta hoy hay otras dos adaptaciones cinematográficas de la novela, una coreana, Perfect Number del año 2012, dirigida por Bang Eun-jin (que es accesible), y otra película china The Devotion of Suspect X dirigida en el 2017 por Alec Su.

6/10 - Interesante






Nº de películas reseñadas en el blog: 396
-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -