martes, 15 de agosto de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº LXXIV)

Fecha estelar: -305379.5
_____________________________


Películas reseñadas:

- Alien: Covenant (2017)
- El número 23 (2007)
- Guardianes de la Galaxia vol. 2 (2017)


________________________________________________________________________________
Alien: Covenant (2017)
Dir.: Ridley Scott

Muchas de las críticas que recibió Prometheus iban encaminadas a que la película tenía muy poco que ver con la película fundacional de la saga y su posterior continuación: el bicho. Y ello a pesar de que el propio director quiso dejar claro que era una película que explora su propia mitología e ideas desarrolladas como un precedente a lo que luego se podrá ver en Alien. Parece que, o bien el director, o bien la productora, o bien ambos, tomaron nota a las críticas y decidieron que la continuación de Prometheus tenía que parecerse mucho a las películas de la “primera saga”. 

Y así ha sido. Eliminando el componente terrorífico, que solo existió en la primera película, Alien Covenant se parece demasiado a la película original y a la secuela de James Cameron no en el sentido de tomar de estas películas anteriores un mismo espíritu, sino de copiar literalmente escenas cambiado solo algún elemento físico por otro parecido. Ahora bien, lo que hacía a Prometheus interesante y buena, a pesar de la “idiosincrasia” de sus personajes, era que ciertamente había un intento de contar una historia diferente, la historia de los ingenieros y cómo derivaría ésta en la aparición del xenomorfo. Pues esa historia en Covenant se ha quedado en un casi no llegar a ningún sitio. Aparte de que los tripulantes siguen haciendo demasiadas tonterías alejadas del sentido común. Supongo que no habrá sido fácil conjuntar de alguna manera la idea original que se tuviera de cómo debería ir la historia iniciada en Prometheus con la película que el fan quería ver y que no pudo encontrar en Prometheus. Y el resultado, Alien Covenant, solo muestra que Ridley Scott se ha plegado a lo que la industria demanda llevando la historia por el camino de lo convencional y lo previsible. Y mucho fanservice. Una pena. El personaje de Noomi Rapace no merece el final que le han dado por mucho que posiblemente luego veamos cuatro montajes alternativos. Algo muy típico si hablamos de Ridley Scott.

Aunque también puede ser que simplemente estén improvisando y dando bandazos porque no saben en realidad por dónde tirar y se dejan dirigir por el grado de aceptación. Lo cierto es que, por lo que se puede ver en uno de los cortos promocionales que preceden a Alien Covenant, hay algo que contar con los supervivientes de la Prometheus y material hay rodado. Es la parte de la historia que más me interesaba pero que aquí se ventila rápida e indignamente derivándola hacia el delirio de un personaje con el manido recurso de la idea criatura/creador. Aquí con reminiscencias claras, hablamos de Ridley Scott, a Blade Runner. 

Por lo que respecta al aspecto y acabado de la película, casi nada que objetar. La fotografía de exteriores, esta vez de Nueva Zelanda, es espectacular. La concepción artística en cuanto a criaturas sigue tirando de las ideas del ya difunto H. G. Giger y el diseño de los interiores de la nave colonial se ha vuelto más austero. Por fuera la Covenant parece una nave del montón aunque es normal darle alguna originalidad respecto de naves anteriores: en este caso se trata del despliegue de una vela solar. Aunque no es idea original pues, aparte de que se ha estudiado teóricamente como método de propulsión de naves espaciales gracias al viento solar, es algo ya se pudo ver en el episodio de 1995 “Exploradores” de Star Trek: Espacio Profundo Nueve y en la película Star Trek Insurrection (1998), aunque en estos dos casos era para propulsar la nave, no para la recarga de energía. Dejando a un lado las referencias a Star Trek que siempre me pueden, el aspecto visual de Covenant sigue siendo uno de los puntos fuertes de la película aunque lo conseguido en Prometheus me parece más espectacular en este sentido. 

La película no es que haya tenido un buen recorrido económico. En principio el director pretendía hacer la siguiente película (2018) situándola entre Prometheus y Covenant . Y después otra trilogía que sería la que enlazaría con la película de 1979. Mucha tela que cortar que, me temo, no veremos si la pasta manda. Ojalá no sea así por varios motivos, el principal es que este universo gusta, pero también porque hay demasiada gente devanándose los sesos por el ciclo vital del xenomorfo que, por lo visto, debe atenerse al canon desde el principio por mucho que estemos viendo en esta saga la proveniencia de la protocriatura. Otro asunto es si el conocimiento del origen que le han querido dar a través de estas películas, un origen tan terrenal, resta fuerza al mito que de la criatura existe en la película original y su continuación. Sobre este tema, de Alien Resurrección mejor ni hablar.
Alien (1979) es una obra maestra que por una vez tuvo una continuación muy buena. Pero, como ocurre en muchas sobreexplotaciones de películas fabulosas, todo lo que ha venido después se antoja, visto en perspectiva, como totalmente innecesario porque lo cierto es que consiguen desvirtuar muchas de las cosas que hacen mítica a la película original. Porque contar demasiado de algo sujeta tu imaginación, la obliga a circular por un camino y hace descender la historia original de 1979 al terreno de lo más mundano. Las dos secuelas de las dos primeras películas ya hicieron un flaco favor. Las precuelas prometían cuando se plantearon y la primera casi que lo consigue, pero viendo el rumbo que ha tomado Covenant, parece que será otra oportunidad perdida y más flaco favor para el Alien original.

Alien (1979) >> Aliens ((1986) > Prometheus (2012) > Alien3 (1992) = Alien Covenant (2017) > Alien Resurreccion (1997)

6/10 - Interesante




______________________________________________________________________________
El número 23 (2007)
Dir. Joel Schumacher

- Entretiene.

- Interesante en sus primeros dos tercios.

- Llega un momento en que alguien decide que hay que acabar la película y planta un desenlace muy pobre y con agujeros.

- Y previsible, que sa son nocecuantas películas que tiran por este camino.

- Casi se puede decir que la película tiene un mcguffin.

- Parece un poco pobre de medios.

- Hay que hacer un esfuerzo para creerse a Jim Carey.

- No hay que hacer ningún esfuerzo con Virginia Madsen. Jope!

- Todavía mucha gente no ha perdonado a Joel Schumacher por lo de Batman y Robin. Está estigmatizado haga lo que haga y de ahí muchas de las críticas.

- Suspense poco, pero al menos entretiene.

5/10 - Pasable
 

________________________________________________________________________________
Guardianes de la Galaxia vol. 2 (2017)
Dir. James Gunn

Más de lo mismo.
Técnicamente impecable, con unos efectos especiales inmejorables, una nueva y aburrida película Marvel. La inmersión de personajes digitales y personas reales roza ya la perfección consiguiéndose en este caso lo que viene a ser un truño muy bien envuelto. Pero bueno, siempre se puede combatir el bostezo y despertar al que está mirando a base de música guai para los cuatro o cinco videoclips con cámara lenta que hay que insertar y así demostramos el pastón que nos hemos dejado en postproducción.
Y desde luego, supuestos chistes y gracias que se sueltan continuamente. Y esta vez mucho más necesario porque la película no puede detener el bajonazo que tiene hacia la mitad, pero ni con chistes consigue salir adelante (ha habido un par de momentos en que creía que estaba viendo una de Piratas del Caribe).
Es de suponer que ante la falta de una historia que al menos interese un poco, el interés se podría conseguir a base de ir congeniando con los personajes que forman una “familia”…, pues tampoco. Si algún personaje me pareció interesante en la primera parte ése fue el de Nébula pues Karen Gillan lo hace bastante bien. Pues en esta segunda parte el devenir de su personaje y el giro final que tiene es de vergüenza ajena.
Una historia que es una tontería cualquiera que solo puede disimular sus carencias y previsibilidad jugando al despiste con música molona, postureo, chistes y momentos de acción trepidante y sin sentido que seguramente estarán muy bien hechos…., para el que haya podido ver algo. Que no nay nada como llenar la pantalla de un montón de cosas y que todas se muevan a lo loco para que termines hasta las narices de las escenas de acción. Vamos, igual que cualquiera de las películas de Transformers. Lo que pasa es que las de Michael Bay sí que se pueden defenestrar cuando resulta que son iguales que ésta.

5/10 - Pasable







Nº de películas reseñadas en el blog: 303
-----------------------------------------------------------------------------------
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.





 -