martes, 14 de noviembre de 2017

Cine, lo que vamos viendo. Tres reseñas (nº LXXXV)

Fecha estelar: -305129.2
_____________________________


Películas reseñadas:

- It (2017)
- The Salvation (2014)
- The Whispering Star (2015)


________________________________________________________________________________
It (2017)
Dir.: Andrés Muschietti

Adaptación de parte de una extensa novela escrita por Stephen King allá por los años ochenta, novela que no he leído y, por ahora, no tengo intención de leer. Cuestión de prioridades. Por tanto, esta reseña está centrada en la película como tal, sin comparaciones u opiniones sobre si la adaptación es buena o mala. De todas formas, hoy día es imposible abstraerse sobre los contenidos básicos de la historia o del tono que se le ha querido dar a la misma por culpa, no solo de las redes sociales, sino también de los trailers que básicamente te cuentan la película. No debí haber visto tráiler alguno.

Para empezar, “It”, como película de terror es un timo con todas las letras, como tantos se pueden ver hoy. Recurre a los trucos mil veces vistos y encima se vuelve muy reiterativa con los mismos. Lo peor de todo es que se limita a ruidosos trucos baratos, poco imaginativos y no se esfuerza nada por crear un ambiente mínimamente inquietante o malsano. Vamos a llamarlo “terror frío”, que es como se te queda el gesto ante algo que ni asusta, ni inquieta, ni te importa. Sustos previsibles a más no poder, el propio director los anticipa cuando empieza a mover la cámara de forma distinta. ¡Y con la puñetera música para subrayar el supuesto sobresalto! casi que es para cabrearse. En “Al final de la escalera” una simple pelota botando escaleras abajo desde un altillo, en la soledad y el silencio de una casa, siembra más desasosiego que toda esta película.

Buena parte de la inquietud o el miedo debe venir por la parte de los protagonistas, de la afinidad que consiguen para que te muestres verdaderamente preocupado por lo que les pueda ocurrir. También se falla aquí porque el guion final de esta película es demasiado plano, las etapas de la historia están demasiado acotadas, todo transcurre según los pasos que tienen que ocurrir y, lo peor, se hace un tratamiento demasiado superficial de las obsesiones/neuras/miedos de los protagonistas. Hay demasiados personajes, cada uno requiere su tiempo y el resultado es demasiado ligero y forzado, muy “porque sí”. A lo mejor es una herejía eliminar personajes, es lo que pensarán muchos aficionados a la novela, pero siendo una adaptación de un libro complicado hay que tomar decisiones que hagan el producto viable respecto de lo que se pretende. Si es que se pretende hacer una película de terror, porque tal vez la pretensión era hacer una película respetuosa con la novela y, además del asunto del terror, que también se adentre en los vericuetos de la amistad de una serie de adolescentes hostigados por muy diversos motivos. Pero sí éste es el caso, abarcar demasiado solo consigue que mi empatía por los personajes sea prácticamente nula por la poca profundidad que consigue.
.
Parece ser que la idea inicial era que Cary Joji Fukunaga se hiciera cargo de la dirección de la película pero que sus pretensiones o ideas sobre la misma no gustaron a la productora. Pues se me antoja un gran error. Fukunaga ya mostró su valía en la primera temporada de "True Detective" donde trabajó conjuntamente con Nic Pizzolatto. Sin embargo de este dúo parece que el bueno de verdad era Fukunaga porque la segunda temporada de la serie, en la que ya no participa, tiene un bajón considerable. Y no me negarán que el ambiente malsano que hay en esta primera temporada de "True Detective" sí que es palpable e inquietante. Justamente lo que le falta a “It”. Posteriormente vino la muy notable “Beasts of No Nation” (2015) donde Fukunaga demostró lo buen director que es. Se me antoja que el error en “It” ha sido no dejarle hacer….

…. O no, porque lo que importa es la pasta y la película ha tenido recaudaciones estratosféricas. Y si el público responde…, pues más de lo mismo.

4/10 - Regular



________________________________________________________________________________
The salvation (2014)
Dir. Kristian Levring

Pues sí, un western producido en Dinamarca, rodado en Sudáfrica y dirigido por uno de los miembros firmantes del manifiesto Dogma… ¿Qué podría salir mal?

Pues la verdad es que el resultado es más que estimable, vamos que es una buena película. Pero claro aquí el señor Levring deja a un lado el insufrible movimiento Dogma y se centra en rodar una película “al modo tradicional”. No es que tenga una historia original, es la típica historia de venganza con malvado arquetípico muy trillada, que es presentada y filmada aquí con claras referencias al cine de Clint Eastwood, especialmente a “El fuera de la ley” (1976) y a “Infierno de cobardes” (1972), y también por extensión al cine de Sergio Leone.

No se encuentran las bondades de la película en la historia, tampoco en el pétreo rostro de Mads Mikkelsen. La película solo dura 90 minutos y tiene un buen ritmo, pronto ventila el asunto de exponer los motivos del protagonista y la situación de la población. Es un punto a favor no tener que alargar la película a más allá de las dos horas que es lo que se suele hacer. Kristian Levring se apoya en cuatro frases y cuenta mucho con la imagen para que el espectador sepa o se haga una composición de lo que les ha ocurrido a los personajes sin necesidad, por tanto, de tener que explicarlo todo. Incluso la violenta forma de actuar del “dueño del lugar” (Jeffrey Dean Morgan) y sus secuaces está bien definida con dos palabras y un par de rayas en los pantalones. De todas formas es por donde flojea la película, no por el actor, sino por el personaje, todo un cliché sobre todo las primeras escenas de su presentación.

Por otro lado está la fotografía de paisajes, sobre todo las escenas nocturnas a la luz de la luna, me parecen perfectas. No es la noche como estamos acostumbrados a verla en la vida real, casi parece noche americana, pero los amplios espacios filmados así, con tonos fríos y contrastados con la calidez de las luces en las casas hacen que la película visualmente sea muy buena.

Y por otro lado está Eva Green. Su papel no tiene palabra alguna, pero su potente presencia y su sola mirada bastan para componer el mejor personaje de la película.

7/10 - Buena





______________________________________________________________________________
The Whispering Star (2015)
Dir. Sion Sono

Infumable oiga, infumable película de Sion Sono. Hay momentos en que pensaba que me había metido otra vez en alguna de las insoportables películas de Tarkovski, vamos como si me hubiera perdido otra vez en Stalker (1979).

Pero, ¿cómo llega uno a estas películas? La crítica, la crítica tiene casi toda la culpa. Pero este pestiño también tiene una sinopsis que es ciertamente atrayente de por sí. Veamos:

Yoko (Megumi Kagurazaka) es una androide que tiene como misión recorrer el espacio para entregarle los paquetes que se envían los pocos humanos sobrevivientes que se encuentran desparramados en diferentes planetas. Viaja sola en su nave espacial con forma de casa tradicional japonesa en la que de vez en cuando interactúa con el ordenador de la nave. Los viajes entre los diferentes planetas son verdaderamente largos, duran años.

Lo de que los viajes duran años es algo que se dice en la película, pero también es lo que me parece que dura este invento. Vale. No esperemos ver, en cualquier caso, un diseño de producción acorde a lo que se nos está contando en la sinopsis, a una película de ciencia ficción. No es el caso. Desde luego Sion Sono acierta en mostar la rutinarias y repetitivas tareas, día a día, semana a semana, año a año de una androide que, al comportarse como tal, muestra una expresividad muy justa. Vamos que el aburrimiento en la nave está asegurado y perfectamente transmitido a través de la pantalla al que está viendo esto. Pero bueno, las buenas críticas siempre dirán de la maestría en los encuadres, la alegoría de lo que estamos viendo respecto de la humanidad y cosas de ese estilo. Y no digamos lo moderno que es rodar en blanco y negro con filtro sepia que aporta por lo visto un plus de gafapatismo a todo, sumado también a la poesía de colocar algun que otro plano en color a través de una ventana. ¡Por Dios pura poesía!

Claro que la alegoría continua cuando la androide baja a los planetas a hacer sus entregas. Rodada en las zonas abandonadas de Fukushima por el accidente nuclear provocado por el maremoto, Sion Sono nos muestra la desolación real del paisaje y lo encajamos en la película con la humanidad en extinción esparcida por planetas,... no hace falta decir más. Y mientras, la androide anda y anda por estos lugares para entregar su paquete, con parsimonia anda y anda. Si tiene que ir de A a B y son 250 metros no importa, veremos el recorrido completo...., y el paisaje urbano fantasmal y deshabitado,.... por aquí es por donde pensaba que me había perdido otra vez en Stalker.

Insoportable oiga. Pero bueno, admito que soy persona de mente simple y que no se hizo la excelencia para mi obtusas entendederas.

2/10 - Mala







Nº de películas reseñadas en el blog: 336

-----------------------------------------------------------------------------------  
Recuerda, amigo lector, que estas reseñas están basadas única y exclusivamente en mi opinión y gusto personal que puede, o no, coincidir con la del resto de los mortales.  -